No se deje engañar por las declaraciones de los miembros de la flotilla: Fueron una herramienta terrorista


St Petersburg Times – Lunes 07 de junio 2010

Informes del reciente enfrentamiento entre la marina israelí y seis buques de la llamada “flota libertad” que pretendían dirigirse a la Franja de Gaza, en gran medida, se ha echo énfasis en el hecho de que nueve “activistas” fueron asesinados. Para el lector perezoso que solo ojea los titulares, sin duda pudo haber lucido como un acto de “mal” perpetrado por israelíes, que otra vez estaban matando a inocentes “pacifistas” cuyo único crimen fue querer traer la salvación y la ayuda humanitaria tan necesaria a los palestinos que sufren bajo el yugo de la ocupación israelí. Esta imagen es exactamente lo que los activistas querían evocar. El único problema es que está lejos de ser la verdad.

Realidad: No hay ninguna crisis humanitaria en Gaza. Israel regularmente permite la libre circulación de todo tipo de ayuda humanitaria como alimentos y medicinas a la Franja de Gaza a pesar de que sabemos que la organización terrorista Hamas luego revende a su propia población, permitiendo así la financiación de la compra de más misiles para ser lanzados contra Israel. Durante los últimos 18 meses, Israel transferido más de 1 millón de toneladas de ayuda a Gaza. Eso es alrededor de una tonelada de ayuda para cada hombre, mujer y niño en Gaza.

Realidad: Israel ofreció a los “activistas por la paz” la posibilidad de descargar su cargamento en un puerto israelí. Nos ofrecimos a llevarlo a Gaza luego de un control de armas. Los activistas se negaron. Al parecer, la supuesta necesidad de la gente de Gaza no fue tan importante como la grandilocuencia de enfrentar al ejército israelí. La ruptura de un bloqueo que se impuso legalmente a fin de detener el contrabando de armas a Gaza fue la verdadera motivación detrás de esta flotilla de odio y violencia.

Realidad: Los soldados de la Marina israelí que abordaron las naves, iban armados con pistolas de pintura, sus armas secundarias estaban a buen recaudo en caso de emergencia. Sus órdenes eran de tomar el control de los buques con toda tranquilidad y sin el uso de la fuerza, para guiarlos a un puerto israelí. Cuando abordaron el Mármara se encontraron con una turba vicioso que los trató de linchar. Algunos soldados fueron heridos por disparos. Otros fueron acuchillados. Uno de ellos fue lanzado 30 metros desde una cubierta superior a otro inferior. Cuando los soldados finalmente reaccionaron en defensa propia fue porque sus vidas estaban en peligro. Hasta ese momento, la vida de los activista no estaba bajo ningún tipo de amenaza.

Realidad: Los “activistas por la paz”, no eran precisamente unos panes dulces, amantes de la naturaleza, ni hippies en un festival de amor o que llaman a la desobediencia civil en apoyo a víctimas oprimidas e indefensas. Estaban armados con pistolas, cuchillos, tubos de metal, palos de madera, gafas de visión nocturna, chalecos antibalas y con bebés de 1 año utilizados como escudos humanos. Ellos querían una confrontación militar con Israel, a fin de desviar la atención del mundo lejos de las atrocidades cometidas por Hamas, que regularmente torturas y ejecuta palestinos culpables de apoyar el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Realidad: La flotilla del odio y violencia fue dirigida por una organización con lazos con al-Qaida, así como a Hamas, a quien ellos querían mostrar su apoyo. Un grupo de europeos ingenuos y los ciudadanos de otras naciones fueron atraídos a la acción violenta que en realidad sólo ha fortalecido a los que se oponen a la paz, los que son el verdadero obstáculo para la paz. Hamas es el verdugo de los palestinos en Gaza. Cuando Israel se retiró de Gaza en el 2005, los palestinos podrían haber utilizado este territorio como la semilla de su futuro Estado. Lamentablemente, en sus primeras elecciones democráticas, eligieron a Hamas, un grupo de terroristas que aboga por la destrucción de Israel y cuya teología exige la imposición de la ley islámica radical siguiendo la línea de Irán. Esta es la organización que apoyo a la flotilla. Su fortalecimiento sería contrario a favor de la paz. Pero no los confunda con los hechos.

La paz llegará a Oriente Medio cuando las organizaciones terroristas ya no están autorizados a establecer la agenda y llamar la atención de los medios. Estas se verán debilitadas y su influencia destructiva disminuirá cuando estos provocadores extranjeros dejen de pasar por activistas por la paz y cuando la comunidad internacional apoye los esfuerzos de paz verdadera, en lugar de terroristas sin escrúpulos. Los medios de comunicación del mundo y las Naciones Unidas harían bien en tener presente la distinción entre los terroristas (y sus seguidores) y de las democracias como Israel que defienden a sus ciudadanos – cristianos, judíos y musulmanes – día tras día contra las fuerzas de la violencia radical.

Por: Ofer Bavly
Cónsul general de Israel para Florida y Puerto Rico.

Traducido al español por:
Hasbara en Español

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s