6 razones por las cuales hay que oponerse al Boicot contra Israel


Los boicots son destructivos y divisivos. No promueven la paz, sino sólo hacen que las partes sean más inflexibles. Los esfuerzos por impulsar el boicot dividen a las comunidades y termina en la denigración de Israel y los Palestinos.

Los boicots socavan las esperanzas de paz. El conflicto palestino-israelí no es sencillo. No es blanco y negro. Cada lado tiene que trabajar con los demás para alcanzar la paz, culpar y sancionar a un solo lado y premiar al otro no contribuye en nada. Boicotear los productos israelíes no fomenta que los líderes palestinos acudan a las negociaciones. De hecho, se les muestra que no es necesario la negociación, porque otros están dispuestos a herir a Israel, económica y políticamente.

Boicotear los productos israelíes no hace nada para ayudar a los palestinos a mejorar sus vidas, comenzar la construcción del Estado, o desarrollar las instituciones democráticas. Es un llamado destructivo, en vez de acciones constructivas. Si usted quiere hacer algo constructivo para construir oportunidades para la paz, colabore con los esfuerzos y programas de apoyo a israelíes y palestinos. ¿Cree en el proceso democrático? – compre ambos productos israelíes y palestinos. Tenga un Día en su comunidad del Medio Oriente, en la que cada persona pueda votar con sus compras. En otras palabras, invertir en la paz y convivencia.

Los argumentos en apoyo al boicot ignoran el contexto de las acciones de Israel, los cuales solo buscan justificar y penalizar sólo a Israel. Los responsables de los esfuerzos del boicot nunca mencionan el terrorismo en curso que los israelíes han sufrido, y nunca se menciona a grupos como Hezbolá y Hamas. Ignoran 60 años de los ataques terroristas contra civiles israelíes y más de diez años de 10.000 misiles y morteros lanzados por Hamas desde Gaza contra ciudades y pueblos israelíes.

Castigar a Israel es una hipocresía. Los activistas del Boicot, permanecieron en silencio cuando los palestinos lanzaron la campaña de atentados suicidas que mataron a más de 1.000 civiles israelíes mientras por ejemplo estaban en restaurantes, en autobuses escolares, clubes de baile y paradas de autobús. Aquellos que promueven el boicots contra Israel permanecieron en silencio cuando Hamas lanzó cohetes contra las comunidades del sur de Israel (mas de 10.000), asesinando y convirtiendo la vida cotidiana en un juego letal. Ellos han permanecido en silencio cuando Hamas anunció abiertamente compartir las metas genocidas de Irán, de destruir a Israel.

Apoyar el boicot contra Israel da cobertura a – y en efecto apoya – las fuerzas más regresivas en la región y del moderno mundo. Los activistas del Boycot se alinean con Hamas y Hezbollah, dos de los movimientos políticos más represivos, reaccionarios y fundamentalistas religiosos del mundo. Los gays y las lesbianas son sumariamente asesinados. Las mujeres tienen derechos mínimos y están completamente sometidos a los hombres en sus familias. Hay una completa desconexión entre las creencias liberales en materia de derechos humanos, derechos civiles, derechos de la mujer y la democracia, estos son principios promovidos por Hamas y Hezbollah.


Original de StandWithUs


Anuncios