Resolución 242 de la ONU


Al cabo de un tiempo de haber finalizado la Guerra de los 6 días, la ONU elaboró un proyecto de paz para el medio oriente que tomó cuerpo en la Declaración del Consejo de Seguridad número 242. La Declaración 242 se basa en las siguientes premisas:

1-      Retroceso de las fuerzas israelíes de terrenos conquistados durante la Guerra de los Seis Días.

2-      Finalización de las contiendas militares, respetando el derecho de todos los países de la zona a vivir en paz, en su integridad territorial.

3-      Solución al problema de los refugiados palestinos en el marco de un acuerdo de paz. La ONU se comprometía a enviar a un mediador para facilitar que los lados lleguen a un acuerdo de paz.

Israel veía negativamente el pedido de retroceder sin un acuerdo de paz y sin respetar las necesidades de la seguridad del estado hebreo. Sin embargo, la declaración (en su versión inglesa) no afirmaba que se trataba de “todos los territorios”. A pesar de dichas consideraciones, Israel aceptó la declaración del Consejo en diciembre de 1967. Los países árabes rechazaban cualquier fórmula que los llevase a un acuerdo de paz con Israel aunque, formalmente, tanto Egipto como Jordania la adoptaron. La OLP no la aceptó hasta finales de los 80’ ya que consideraban este texto como un reconocimiento de facto del Estado de Israel. Lo cierto es que la iniciativa no prosperó. Con el correr de los años, los líderes de Medio Oriente repetirían su intención de negociar sobre el espíritu de dicha resolución.

DECLARACIÓN 242 DE LA ONU (22-11-1967)

Expresando su constante preocupación por la grave situación en el Oriente Próximo, Insistiendo en la inadmisibilidad de la adquisición de territorios por medio de la guerra y en la necesidad de trabajar por una paz justa y duradera, en la que todos los estados de la zona puedan vivir con seguridad, Insistiendo además en que todos los Estados Miembros, al aceptar la carta de las Naciones Unidas, han contraído el compromiso de actuar en conformidad con el artículo 2 de la carta,

1-Afirma que el acatamiento de los principios de la Carta requiere que se establezca una paz justa y duradera en el Oriente Próximo, la cual incluya la aplicación de los dos principios siguientes:

A- Retiro de las fuerzas israelíes de territorios que ocuparon durante el reciente conflicto,

B- Terminación de todas las situaciones beligerantes o alegaciones de su existencia y respeto y reconocimiento de la soberanía, integridad territorial e independencia política de todos los estados de la zona y de su derecho a vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas y libres de amenaza o actos de fuerza;

2-Afirma además la necesidad de:

A- Garantizar la libertad de navegación por las vías internacionales de navegación,

B- Lograr una solución justa al problema de los refugiados,

C- Garantizar la inviolabilidad territorial e independencia política de todos los estados de la zona, adoptando medidas que incluyan la creación de zonas desmilitarizadas;

3- Pide al Secretario General que designe un Representante Especial que marche al Oriente Próximo, para establecer y mantener contactos con los estados interesados a fin de promover un acuerdo y de ayudar en los esfuerzos para lograr una solución pacifica y aceptada, de acuerdo con las disposiciones y principios de la presente Resolución;

4-Pide al Secretario General que informe lo antes posible al Consejo de Seguridad sobre el progreso de los esfuerzos del Representante Especial.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s