Ahmadinejad pretende enseñar derechos humanos a Inglaterra


Según Mahmoud Ahmadinejad, la respuesta de las fuerzas de seguridad a los graves incidentes que registran Londres y otras ciudades británicas desde el sábado es inaceptable.

El gobernante iraní aconsejó a las autoridades de ese país “que no culpen a su propio pueblo y corrijan sus errores, en vez de interferir en los asuntos de otros países, como Afganistán e Irak, y llevar a cabo una campaña militar contra Libia”.

Las palabras de Ahmadinejad se sumaron a las críticas vertidas en los últimos días por distintos funcionarios del régimen. El Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento Consultivo iraní incluso propuso enviar una comisión relatora de Derechos Humanos al Reino Unido para evaluar la situación. Esa última acción no puede interpretarse sino como una nueva provocación a la comunidad internacional: hace apenas tres semanas Teherán rechazó nuevamente el ingreso del relator especial designado por la ONU para investigar las violaciones en la República Islámica.

Las acusaciones internacionales sobre violaciones de derechos humanos en Irán distan de ser “maniobras políticas”, como las califica el régimen. A dos años de las elecciones fraudulentas que llevaron a Ahmadinejad al poder, cientos de opositores permanecen presos desde entonces. Las semanas posteriores a aquellos comicios estuvieron signadas por violentas represiones que se saldaron con 70 muertes y unos 5 mil detenidos.

Favorecido en lo económicos por el precio del petróleo, el régimen ha sostenido su gestión a base de censura, de persecuciones a periodistas, intelectuales y luchadores por los derechos humanos, y de ejecuciones. La disidencia interna teme hacer oír sus reclamos y el pasado 12 de junio llevó adelante una protesta silenciosa que, sin embargo, fue igualmente reprimida.

En su informe de 2011, Amnistía Internacional (AI) denunció que Ahmadinejad ordenó la ejecución de 252 personas, logrando el triste récord de poseer la cifra más elevada de penas de muerte en el mundo. Las autoridades reconocieron el número, aunque el organismo internacional recibió informaciones de otras 300, por lo que la cifra podría ser mayor.

Teherán ha sido objeto de preocupación de las potencias internacionales producto de la brutalidad de los métodos del régimen, pero también por su polémico plan nuclear, del que se sospecha que tiene por objetivo conseguir armamento atómico. No obstante, en los últimos meses también se ha cuestionado al régimen por brindar apoyo a Bashar Al Assad y a Muammar Khadafi, gobernantes de Siria y Libia respectivamente, quienes reprimen el descontento social en sus países con sangrientos ataques.

Anuncios

One thought on “Ahmadinejad pretende enseñar derechos humanos a Inglaterra

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s