Los líderes palestinos buscan la bendición de la ONU


Por Clifford D. May

No para una solución de dos estados. Para una ejecución en dos etapas.

A finales de este mes, se espera que los líderes de la Autoridad Palestina emitan una Declaración Unilateral de Independencia (DUI)  y pedir, en palabras del ministro de Relaciones Exteriores de la AP Nabil Shaath, recibir “la bendición de la ONU”

Esa bendición no vendrá por parte del Consejo de Seguridad: Si los palestinos piden la aprobación de ese cuerpo, se espera que el Presidente Obama haga uso del veto estadounidense, aunque ha demostrado no estar inequívocamente comprometido a hacerlo.  Debería – por razones que trataré de explicar en un momento.

En la Asamblea General (AG), las bendiciones casi seguro que serán otorgadas a través de la aprobación de una resolución no vinculante. La AG tiene una mayoría anti-israelí (y anti-estadounidense) permanente donde son mayoría. Más de 50 miembros de la ONU también pertenecen a la Organización de la Conferencia Islámica (OCI). Muchos otros países están deseosos de complacer a los exportadores de la OCI de petróleo – y no disgustar a estos países exportadores de terrorismo.

La AG no tiene el poder de otorgar la condición de Estado en el sentido legal. Tampoco se puede admitir nuevos miembros en la ONU. La idea, como lo expresó Shaath, es simplemente “para ejercer presión sobre Israel.”

¿Con qué propósito? El objetivo de Shaath, y el de su jefe, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, no es lo que Obama y otros líderes occidentales favorecen: un Estado palestino al lado del Estado judío viviendo en paz. Por el contrario, como Shaath dijo claramente: “La historia de” dos estados para dos pueblos “significa que habrá un pueblo judío por allá y un pueblo palestino aquí”. Nunca vamos a aceptar esto. El fin de semana pasado, Abbas agregó: “No nos ordenen reconocer al estado judío. No lo vamos a aceptar”.

Lo que se va a aceptar en su lugar es el reconocimiento internacional de un Estado palestino dentro de las líneas de armisticio de 1949 – el punto en que los ejércitos de los estados árabes que rodean a Israel fueron detenidos después del rechazo, por primera vez, a aceptar una “solución de dos estados” situación que determino el inicio de la guerra contra Israel, la primera de varias, la intención ha sido desde entonces borrar a Israel del mapa. Nótese bien: La DUI no reconoce el derecho de Israel a existir, a su lado en la línea de armisticio de 1949 – no en Tel Aviv, Haifa o Eilat (donde los terroristas atacaron el mes pasado, aprovechando el deterioro de la seguridad en la frontera con Egipto).

En otras palabras, Shaath y Abbas contemplan la construcción de un Estado palestino como un medio no un fin. Ellos creen que un Estado palestino con reconocimiento, se puede demonizar y deslegitimar a Israel mucho mejor, el aprovechamiento de las instituciones como la Corte Penal Internacional y la dinamización de la campaña de BDS en curso (Boicot, Desinversión, Sanciones).

La verdad es que a pesar de años de un proceso de paz, apretones de manos, acuerdos, los líderes palestinos – los que llamamos moderados como los extremistas – siguen teniendo como intención, no una solución de dos Estados, sino una ejecución en dos fases: Debilitar a Israel y aniquilarla después. Desde 1949 hasta ahora, las estrategias han cambiado, pero no la meta.

La visión del estado palestino de Abbas y Shaath, usando un término del alemán es, judenrein, realizar una la limpieza étnica de Judíos en el Estado Palestino. Mientras tanto, la esperanza palestina esta en la comunidad internacional, de ejercer presión sobre Israel para que acepte un “derecho de retorno.” La apertura de las puertas de Israel a los refugiados palestinos, sus descendientes y sus familiares dejaría a los judíos como una minoría en Israel. A continuación, gozarían de los derechos de las minorías en países árabes, como la que disfruta los Bahai en Irán, los cristianos en Pakistán, y de otras minorías religiosas en otros estados de la OCI. Es decir, ellos no gozan de derechos. Los que podrían emigrar, lo harían. Algunos, tal vez sean asesinados. Un remanente podría permanecer como dhimmis -una minoría en permanente sumisión, oprimida y humillada-.

Muchos líderes occidentales eligen hacer caso omiso de estos hechos. Que luego serian más difíciles de lidiar con ellos posterior a la aprobación AG de la DUI. En ese momento, los ataques terroristas contra Israel serian más proclives a ocurrir con mayor frecuencia. Abbas ha dicho que quiere protestas pacíficas, no una intifada armada (la tercera si usted está llevando la cuenta). Pero si Hamas y Hezbollah echaran más leña al fuego, Israel no tendrá más remedio que responder. Otra guerra sería el resultado.

Los europeos que dan su apoyo reflexivo a la declaración Palestina de forma unilateral y rechazan asumir cierta responsabilidad por la matanza que esto acarrearía – aunque no esperen que derramen lágrimas saladas-. En su lugar, suponiendo que los israelíes se defiendan con éxito, los europeos, una vez más van a acusarlos de llevar a cabo una “respuesta desproporcionada”.

Todavía hay tiempo para evitar esto – si existe la voluntad de hacerlo. Ileana Ros-Lehtinen, presidente del Comité de Asuntos Exteriores Americano, anunció la semana pasada que va a introducir una legislación para cortar la financiación de los contribuyentes Norteamericanos donde: “cualquier entidad de la ONU que otorgue membrecía o cualquier otro status” a los palestinos tras la aprobación de una DUI en la AG.

Traducido al Español por:  @HasbaraEsp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s