¿Quiere que Israel le tome en serio y también sus amigos?


¿Quiere que Israel le tome en serio y también sus amigos?

Este es su momento para demostrar su buena fe. Si es verdad lo que dice sobre criticar las políticas de Israel pero sin cuestionar el derecho inherente de Israel para vivir en paz y seguridad, entonces eleve su voz ahora. No mañana, no después, sino ¡Hoy!.

Hable alto entonces:

>Diga que las centenas de cohetes lanzados desde Gaza a Israel son una abominación. 

>Diga que no puede haber justificación para tales actos de terror. 

>Diga que este asalto es una desvergonzada violación de los derechos humanos fundamentales. 

>Diga que los niños, mujeres y hombres israelíes tienen el derecho de vivir en paz en sus casas, y no estar en alerta permanente 24 por 24, los 7 días de la semana. 

>Diga que empatiza con los israelíes, porque no tienen más de 15 segundos para llegar a un refugio anti bombas, y para asegurarse que sus niños pequeños y parientes mayores encuentren protección. 

>Diga que Hamas es una organización terrorista, precisamente lo que declararon los EEUU y la UE hace ya años.

>Diga que ha leído la Carta fundacional de Hamas y que ha entendido que el objetivo del grupo no es poner fin a la política de los asentamientos, sino a Israel, punto.

>Diga que es consciente que Hamas utiliza a civiles en Gaza, incluyendo a niños, como escudos humanos.

>Diga que sabe que Hamas está relacionado con Irán, del cual recibe: fondos, armas y entrenamiento.

>Diga que ve una distinción moral clara entre el pirómano, Hamas, y el bombero, Israel.

>Diga que existe una diferencia fundamental entre un régimen despótico, Gaza dirigida por Hamas, una democracia, Israel.

>Diga que Vd. sabe que Hamas entrena a los niños a glorificar la muerte y el martirio mientras Israel educa a los niños para afirmar la vida y agrandar las fronteras del conocimiento humano.

>Diga que Vd. sabe que Hamas se opone a cualquier esfuerzo palestino para alcanzar la paz con Israel, y hará todo lo posible para sabotear los esfuerzos en esa dirección.

>Diga que Vd. sabe que ningún país, ni América ni las naciones europeas o ni ningún otro toleraría descargas de cohetes lanzados hacia él con el objetivo de causar muerte y caos.

>Diga que sabe que los Hospitales Israelíes, en respuesta a más de 12.000 cohetes en los últimos 14 años solamente, continúan proporcionando cuidados médicos que salvan la vida a los residentes de Gaza.

>Diga que sabe que Israel no solo tiene el derecho, sino la obligación, de defenderse, lo que significa ir a erradicar la infraestructura terrorista y sus dirigentes.

>Diga que Vd. espera que el mundo entenderá y apoyará a Israel en este preciso momento, donde la mitad de la población israelí vive a tiro de las armas de Hamas.

>Diga que Vd. sabe priorizar sus preocupaciones, y, sean cuales sean sus otros temas con Israel, su habilidad a detener los ataques está ahora en la cima de su lista.

>Diga que evitará la tentación de invocar los comentarios circunspectos e inapropiados sobre la ” contención ” y la “equivalencia moral ” y “los ciclos de violencia” como si estuviera Vd. jugando en ambos campos y fuera del centro.

>Diga que sabe que Israel dejo Gaza en 2005, con todo lo que allí había construido, dándole a esta franja de tierra su primera ocasión en la historia para gobernarse a si misma.

>Diga que sabe que nadie, antes de Israel, ni Egipto, ni los Británicos, ni los Otomanos, NADIE, ofreció a Gaza la oportunidad que Israel le brindó para trazar su propio destino.

>Diga que sabe que, en 2005, Gaza tuvo la posibilidad de elegir entre emular a Singapur o a Somalía, y eligió lo último.

>Diga que Vd. sabe que Hamas tomo el poder en Gaza echando a la AP, y matando a muchos en el proceso.

>Diga que no hay forma de encontrar la paz para los palestinos o para los israelíes si a este mismo Hamas se le permite compartir el gobierno con la Autoridad Palestina.

Hay momentos en la vida que nos definen. No siempre tenemos que ir a escogerlos. Ellos llegan, a menudo por sorpresa, merodean un rato, y luego se van.

Este es uno de esos momentos.

Hable ahora, sin ambigüedades, con credibilidad, mientras literalmente millones de israelíes viven alarma tras alarma. No se preocupe. Ya tendrá otras ocasiones de dar rienda suelta a sus preocupaciones y criticar a Israel.
Pero si decide quedarse en silencio, o recurrir a la ambigüedad, por favor, la próxima vez que comience su crítica a Israel con estas palabras familiares: “Como amigo de Israel…” no espere que lo tomen en serio.

DT

Ataques con cohetes en Israel
Ataques con cohetes en Israel
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s