Anuncio de la Oficina del PM tras la publicación del Informe Palmer

El Estado de Israel ha adoptado el informe Palmer, con la excepción de las reservas detalladas por el representante de Israel ante la Comisión Palmer, Joseph Ciechanover.

El Estado de Israel ha adoptado el informe Palmer, con la excepción de las reservas detalladas por el representante de Israel ante la Comisión Palmer, Joseph Ciechanover. El informe, que trata sobre el incidente de la flotilla de 31 de mayo de 2010 y ha sido adoptado por las Naciones Unidas Secretario General, es un documento profesional, serio y exhaustivo.

La flotilla en cuestión intentó romper el bloqueo naval de Gaza. El Informe Palmer confirmó la legalidad del bloqueo naval de Israel sobre Gaza, y el derecho de Israel a aplicar el bloqueo, incluso en aguas internacionales. Este bloqueo naval se puso en marcha para evitar el contrabando de misiles y otras armas para Hamas, una organización terrorista que controla Gaza y es apoyado por Irán. En los últimos años, Hamas ha lanzado más de 10.000 cohetes y proyectiles de mortero, con el objetivo de atacar blancos civiles israelíes.

Al tiempo que aplica el bloqueo naval, Israel ha interceptado a muchas otras embarcaciones en su camino a la Franja de Gaza, sin víctimas. En el caso de la flotilla Mavi Marmara, los soldados israelíes abordaron los buques con medios no letales y sin intención de causar ningún daño. Cuando fueron atacados brutalmente por decenas de activistas de la ONG IHH, violentos y armados con palos, cuchillos y tubos de acero, los soldados israelíes se vieron obligados a defenderse. Después de que varios soldados resultaron heridos durante la operación, nueve de los miembros del IHH que estaban poniendo en peligro a los soldados de las FDI resultaron muertos.

Como se recomienda en el informe, Israel una vez más expresa su pesar por la pérdida de vidas, pero no se disculpará por sus soldados que tomaron medidas para defender sus vidas. Como cualquier otro estado, Israel tiene el derecho de defender a sus civiles y soldados.

Israel aprecia el vínculo, pasado y presente, entre los pueblos turco y judío. Por esa razón, el Estado de Israel ha hecho numerosos intentos en los últimos meses para resolver el conflicto entre los dos países, pero, lamentablemente, estos intentos no han tenido éxito.

El Estado de Israel espera que se encuentre una manera de ir más allá de esta discordia y continuara en sus esfuerzos para ese fin.

Cabe destacar que más allá de ratificar la legalidad del bloqueo, el informe determina que no hay crisis humanitaria en Gaza, y que cualquier persona interesada en enviar ayuda humanitaria a la Franja de Gaza debe hacerlo en coordinación con Israel y la Autoridad Palestina, y debe transferir la ayuda a través de los pasos terrestres.

En lo que respecta a al embajador israelí en Turquía, que concluyó su mandato a principios de esta semana, ya se ha despedido de sus colegas turcos. Ya había hecho previamente sus planes de regresar a Israel en los próximos días.

Israel presume de que Turquía resoetara las leyes internacionales relativas a los viajes marítimos en el Mar Mediterráneo.

Declaración del Sr. Joseph Ciechanover

Como el representante de Israel ante este Panel, me uno a la Presidente y Vicepresidente en la adopción de este informe. Israel valora la importante labor del Grupo y agradece a Sir Geoffrey Palmer y el Sr. Alvaro Uribe por su liderazgo. Sus esfuerzos deben enviar un mensaje a la comunidad internacional sobre la necesidad de participar con todas las partes en una controversia y no prejuzgar un incidente antes de que todos los hechos sean conocidos.

Israel tiene reservas sobre algunos aspectos del informe, que se expresan a continuación, pero es consciente de que el informe coincide con la opinión de Israel de que el “bloqueo naval fue legal”, que “se impuso como medida de seguridad legítimas con el fin de evitar que armas entraran en Gaza por mar”, que la aplicación del bloqueo es “cumplido con los requisitos del derecho internacional “, y que Israel tenía” derecho a visitar y registrar cualquier buque, para su captura, si se encuentra en incumplimiento del bloqueo “, incluso en aguas internacionales .

El Informe encontró de forma justa y sin dudas que “la conducta, la verdadera naturaleza y objetivos de los organizadores de la flotilla, en particular IHH”, tenían previsto “con antelación resistir violentamente cualquier intento de abordaje”, y califica la decisión de romper el bloqueo de Gaza como un “acto peligroso y temerario”, que “sin necesidad llevó a la posibilidad de una escalada.”

Israel también nota la importancia del apoyo del Panel a la larga data de Israel en su posición de que “todas las misiones humanitarias que deseen asistir a la población de Gaza debe hacerlo a través de los procedimientos establecidos y designados por los cruces terrestres, en consulta con el Gobierno de Israel y la Autoridad Palestina.”

Al mismo tiempo, Israel no coincide como el Panel describe la decisión de Israel de abordar los buques en la forma que lo hizo como y no como el Panel lo describe como “excesiva y no razonable”. Al Panel se le presentaron pruebas de las reiteradas advertencias que dio a las naves con respecto a su intención de abordarlos. Israel estima que el comité no le dio la suficiente importancia a las limitaciones operativas que determinan la forma y el momento del embarque de los buques y de la necesidad operacional de un golpe encubierto con el fin de minimizar las posibilidades de resistencia a bordo.

En cuanto a las acciones de los soldados de Israel, teniendo en cuenta las conclusiones del panel en relación con la resistencia que encontraron al subir al Mavi Marmara, está claro que las vidas de los soldados estaban en peligro inmediato. Por ejemplo, el Grupo señala que personal  de “las Fuerzas de Defensa israelíes se encontraron ante una resistencia significativa, organizada y violenta de un grupo de los pasajeros que abordaron el Mavi Marmara.”  El Panel confirmó que el grupo de imágenes de vídeo, mostraron que los pasajeros llevaban “chalecos antibalas, barras de metal, hondas, cadenas y palos “y que esta información” es compatible con los reportes de violencia dada por personal de las FDI en la investigación israelí. “Asimismo, el Panel confirma que” dos soldados recibieron heridas de bala “,” tres soldados fueron capturados, maltratados, y se encontraban en situación de riesgo “y que” otros siete soldados resultaron heridos por los pasajeros, algunos de gravedad. “

Dadas estas circunstancias, los soldados de Israel claramente actuaron en legítima defensa y respondieron de manera razonable, proporcional y con moderación, incluyendo el uso de armas no letales cuando fue posible. La narrativa del Panel sobre las circunstancias en que ocurrieron las nueve muertes a bordo del Mármara Mavi no toma en cuenta las complejidades de lo que era claramente una situación de combate caótico. En tal situación, la reconstrucción de las cadenas exacta de los acontecimientos es muy difícil, si no imposible. Dado el combate a corta distancia que claramente se llevó a cabo a bordo del buque, las heridas sufridas a corta distancia en sí mismas no indican infracciones cometidas por los soldados israelíes.

La confianza en algunas declaraciones ofrecidas por pasajeros que presentan en el Informe Nacional de Turco como una prueba de mala conducta fue particularmente problemático. Israel levantó serias preocupaciones acerca de la veracidad y la credibilidad de algunas de estas declaraciones.

Sin embargo, Israel valora la historia compartida y los lazos centenarios de gran amistad y la cooperación entre el pueblo judío y turco, y espera que la labor del Panel durante los últimos meses ayude a Israel y Turquía a encontrar un camino de regreso a la cooperación.

MFA

Informe Palmer: “Israel actuó bajo las normas del derecho internacional”

El informe de la Comisión israelí llegó a la conclusión:

(A) Los buques que participaron en la flotilla que intentaron romper el bloqueo fueron detenidos por las fuerzas del ejército Israelí y se justificaron los actos en aras de mantener el bloqueo según el Manual de San Remo.

(B) La toma de posesión de los buques en aguas internacionales era legal debido a su ubicación y destino anunciado, los pronunciamientos públicos de los organizadores y los participantes de la flotilla, con respecto a su intención de romper el bloqueo, y la negativa de los buques de cambiar su rumbo. En este sentido, la Comisión de Israel se basa en el Manual de San Remo, la Declaración de Londres 1909, y los manuales militares.

(C) Los medios elegidos para la toma de posesión eran plenamente compatibles con la práctica naval internacional establecida y otros métodos hubiesen sido peligrosos y probablemente sin éxito. En este sentido, la Comisión de Israel se basa en diversos estudios académicos. La Comisión israelí también concluyó que la planificación y organización de la operación no previeron que habría una importante oposición violenta al abordar la flotilla, la cual tuvo un impacto directo sobre las tácticas operativas, normas de combate y entrenamiento, pero no dio lugar a una violación del derecho internacional.

(D) Los participantes en la flotilla eran en su mayoría civiles, aunque tanto el capitán de la nave Mavi Marmara y el grupo que participó en los actos de violencia eran civiles, participaron directamente en las hostilidades. El uso de la fuerza contra la población civil se rige por los principios de necesidad y uso de la fuerza proporcional asociado con el uso de la autodefensa en las operaciones de aplicación de la ley. El uso de la fuerza contra civiles que participan directamente en las hostilidades se regirá por las normas aplicables del derecho internacional humanitario. Para llegar a estas conclusiones, la Comisión se basa en una decisión de la Corte Suprema de Israel, así como el Tercer Convenio de Ginebra, Protocolo I de los Convenios de Ginebra y sus comentarios. En la práctica, la Comisión examinó todos los casos de uso de la fuerza por soldados de las FDI en tanto las normas aplicables del derecho internacional humanitario y los principios que rigen el uso de la fuerza en defensa propia en las operaciones de aplicación de la ley.

(E) Las acciones de las fuerzas israelíes durante la toma de posesión se rigen por el derecho internacional humanitario, en lugar de las normas de derechos humanos. Jurisdicción sobre los derechos humanos se aplica en alta mar sólo cuando un Estado tiene “el control total y exclusivo” de la embarcación, y las fuerzas israelíes no tienen control, hasta que el puente había sido asegurado. En cualquier caso, la lex specialis del derecho internacional humanitario se aplica a la aplicación de un bloqueo naval.

Traducido al Español por: @HasbaraEsp

El fracaso de la “Segunda Flotilla” desnudó su verdadera intencionalidad política

Pese a la intencionada poca memoria colectiva, cuando el recuerdo no interesa o no obedece a los cánones morales imperantes, muchos no olvidaremos como empresarios israelíes  -no ostentaban ningún cargo público alguno-  que acudían a unas jornadas de innovación con emprendedores españoles,  fueron agredidos por una turba encolerizada en la Universidad Autónoma de Madrid y gracias a que la policía llegó a tiempo no sufrieron un linchamiento en toda regla. Y tampoco olvidaremos, no sólo los judíos o los que estamos interesados en Oriente Medio, sino también los que luchan por los derechos civiles, cómo se vetó en el desfile del día del Orgullo Gay de la ciudad de Madrid a la carreta israelí que estaba invitada.  La autodenominada “Flotilla de la Libertad”, también tuvo repercusiones políticas, estableciendo algo poco frecuente en los últimos años en la política española: una postura común de todos los partidos, condenando, algunos como el conservador PP con menos intensidad, el asalto por parte del ejército israelí a la Flotilla que dejó nueve activistas turcos muertos y varios soldados israelíes heridos.

La gestación de la “Segunda Flotilla” en España
En cambio, y contra todo pronóstico, conforme ha ido acercándose el momento de zarpar de, esta vez, la “Segunda Flotilla”, que ha reunido a 50 barcos, incluyendo uno español, el Guernika -localidad del País Vasco bombardeada por la división nazi enviada por Hitler en apoyo al bando nacional en la Guerra Civil española, la Legión Cóndor, y que Picasso representó en uno de sus cuadros más famosos e inquietantes titulado con el mismo nombre- su repercusión social y mediática, no digamos ya política, se ha ido mermando, aparentemente, sin razones apreciables. La curiosidad se hace evidente,  ¿por qué si el año pasado la flotilla tuvo tanto eco y sobreexposición en toda España,  este año no ha gozado de mucha cobertura en los medios?  Ni siquiera ha sido Trending Topic en Twitter -hay que reconocer que es un buen medidor, sin querer arruinar a las empresas que se dedican a las estadísticas y a las mediciones- y tampoco ha estado en la arena política como sí lo ha sucedido con el conflicto entre israelíes y palestinos durante los mandatos de Zapatero.

Esto no se debe a la carencia de medios por parte de los organizadores españoles ni a falta de iniciativas. De hecho, Manuel Tapial, uno de los tres españoles que viajaba en el barco Mavi Marmara, el único que fue abordado por la marina israelí con sus trágicos resultados, desde que volvió de su arresto de tres días en Israel, ha llevado a cabo varias campañas de promoción, publicidad y recaudación bajo el paraguas de la iniciativa Rumbo a Gaza. Por ejemplo, a principios de este año, Rumbo a Gaza publicó un video en televisión y en Internet, en el cual aparecían famosos actores y personajes del mundo de la cultura apoyando la iniciativa de una Segunda Flotilla a Gaza -entre ellos el argentino Juan Diego Botto- y afirmando que Gaza era un “campo de concentración”, sin mencionar que la franja está gobernada por el movimiento radical Hamas, responsable de atentados terroristas en Israel en los años más negros de la Segunda Intifada y de lanzamiento de cohetes a las ciudades israelíes colindantes con Gaza. A continuación, Rumbo a Gaza llevó a cabo una campaña en colegios de toda España y sobre todo de la Comunidad Autónoma de Madrid -posteriormente el gobierno regional vetó dicha campaña tras las quejas de varios colectivos como el Grupo Maimonides contra la Difamación-  llamada Un lápiz, un cuaderno y un euro para Gaza por la cual recolectaban dinero y material educativo para llevar a Gaza.

Paralelamente, Rumbo a Gaza no cesó en su empeño de obtener protección del Gobierno español. Así, en repetidas comunicaciones y llamamientos para con el Ministerio de Exteriores, pedían que la marina española les protegiera. El Ministerio, educadamente, se negó en repetidas ocasiones y recordó a los miembros de la iniciativa que hasta Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, desaconsejó iniciativas como la flotilla para llevar ayuda humanitaria a Gaza, ya que existen medios pacíficos y posibles, como hacerla llegar mediante el personal de la ONU en la zona pasando por el puerto israelí de Ashdod.

Otro factor que hizo disminuir la pegada de Rumbo a Gaza, aunque se unieran políticos como el eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, fue el constante aplazamiento de la salida de la Segunda Flotilla. Por temas logísticos sobre todo, ya que se unían más de 50 barcos y les era difícil encontrar un puerto de salida conjunta. Finalmente, se decidió por el puerto de Atenas y la fecha el 2 de julio.

De Flotilla a “Floptilla”

Un fallo de estrategia fundamental, como se han percatado los participantes de esta ya fallida Segunda Flotilla. No habían contado con que -como ya analizamos en Horizonte– Israel y Grecia están, en palabras de Sal Emergui, corresponsal de El Mundo en Oriente Medio, en una luna de miel política, en cuanto a relaciones bilaterales se refiere. Tras el deterioro meteórico que sufrieron los lazos de Israel con Turquía tras la primera Flotilla, Israel buscó un nuevo aliado en el Mediterráneo y optó por el país heleno, que tradicionalmente siempre fue poco proclive a aliarse con Israel.  El movimiento diplomático trajo sus frutos y la marina griega ha impedido salir a la Flotilla, ofertando al mismo tiempo hacer llegar el material humanitario a Gaza mediante las autoridades de las Naciones Unidas en la zona.

Después de unos días retenidos en el puerto de Atenas, la mayoría de los participantes han regresado a sus países de origen, y la mayoría de los activistas de la iniciativa española Rumbo a Gaza, decidieron seguir el mismo ejemplo, quedándose siete para custodiar el Guernika y otros cuatro se han quedado en la Embajada de España en Atenas como interlocutores con el embajador Miguel Fuertes, que según Europa Press les ha hecho una buena oferta pero no ha querido adelantar detalles sobre la misma.

Poco eco en los medios y en la sociedad

Toda esta cronología de sucesos ha pasado de puntillas por los medios de comunicación españoles. Quizás es debido a que otros temas con más interés para los españoles están colmando los medios, como la crisis económica, el movimiento 15M, o el reciente escándalo de la Sociedad General de Autores. Pero, es seguro también, que muchos ciudadanos se habrán preguntado por qué estas iniciativas no han surgido ante las crisis en Libia o Siria -como se preguntaba el periodista Carlos Herrera en su programa de radio cuando el régimen de Gadafi comenzó a aplastar a la oposición- o por qué no han dirigido la ayuda humanitaria a, por ejemplo, el cuerno de África, donde la ONU ha declarado una crisis humanitaria sin paliativos, mientras en Gaza la Cruz Roja ha declarado lo contrario.

Conclusión

De esta manera, la “Segunda Flotilla” se ha convertido, tal como hemos leído en redes sociales, en la Segunda Floptilla (juego de palabras en inglés, flop significa fracaso). Hay muchas formas de ayudar al pueblo palestino, y para hacerles llegar ayuda humanitaria existen cauces legales y pacíficos, pero provocando a Israel y buscando resultados trágicos para deslegitimar al Estado Judío solo traerá el anquilosamiento perpetuo del conflicto.

Fuente: http://www.revistahorizonte.org

por: Eli Cohen

COMISIÓN PALMER: EL BLOQUEO NAVAL DE ISRAEL A GAZA ES LEGAL

La comisión de las Naciones Unidas que investiga los eventos de la flotilla a Gaza, de mayo del año pasado, encabezada por el ex primer ministro de Nueva Zelandia, Geoffrey Palmer acaba de concluir su informe.

Según fuentes de Jerusalén, el Informe Palmer determina que el bloqueo naval sobre la franja de Gaza es legal y cumple con los requisitos de la ley internacional.

El informe también critica duramente al gobierno turco en relación a la comisión.

Palmer, que es un experto en legislación marítima internacional, añadió que la Comisión Turkel, impulsada por Israel, investigó los sucesos en forma profesional, imparcial e independiente.

En cambio, el ex primer ministro neozelandés señaló que la investigación de la comisión turca estaba políticamente influenciada y que su trabajo no fue ni profesional ni independiente.

La Comisión Palmer presentará su informe al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Sin embargo, aún no se sabe cuando se publicará.

Turquía presiona a la ONU para que postergue la publicación del reporte. Sin embargo, se espera que salga a luz en los próximos días.

La Comisión Palmer también critica a la organización islámica IHH que organizó la flotilla y sus vínculos con el gobierno turco, sugiriendo que Ankara no hizo lo suficiente para detener a la flotilla.

No obstante, Israel no sale del informe sin cicatrices. La comisión Palmer manifiesta, según testimonios ofrecidos por los pasajeros del barco Mavi Mármara, que los comandos marinos israelíes usaron fuerza excesiva. Israel justificó el accionar de sus combatientes alegando que actuaron en defensa propia.

El informe no exige a Israel pedir disculpas a Turquía, pero recomienda expresar su pesar por los muertos y heridos. La Comisión Palmer no insta a Israel a pagar una compensación a las víctimas pero sugiere que el Estado judío transfiera dinero a un fondo humanitario creado especialmente para esos propósitos.

Palmer declaró que a pesar de que la ley internacional permite la intercepción de barcos en las aguas internacionales; Israel debería haber tomado control de la flotilla cuando las embarcaciones estaban más cerca del límite marítimo (20 millas marinas de la costa).

Al respecto, Israel respondió que la flotilla fue interceptada lejos de la costa debido a consideraciones tácticas y militares, y porque los organizadores se negaron a detenerse.

Los esfuerzos de reconciliación entre Israel y Turquía llegaron a un callejón sin salida, a raíz de las conclusiones del reporte, señaló una fuente política de Jerusalén.

La reunión del viceprimer ministro Moshé Yaalón con el subsecretario de Exteriores, Feridun Sinirlioglu, en Nueva York culminó sin resultados positivos.

“El informe será publicado pronto y un compromiso no parece posible”, expresó una fuente de Jerusalén al diario Haaretz.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, exige una disculpa oficial por parte de Israel. En tanto que el Estado judío está dispuesto a expresar su pesar por los resultados trágicos de la flotilla.

Fuente: Aurora

No caigamos en trampas – Editorial B´nai B´rith Internacional

Efectivamente, esa debe ser la premisa que los defensores de la verdad debemos encarar ahora que se ha venido anunciando la organización de una segunda flotilla del odio que tiene como objetivo único provocar una reacción militar por parte de Israel y desprestigiar al Estado Judío ante la opinión pública mundial, en una reedición de los tristes acontecimientos que tuvieron lugar en alta mar en mayo del año pasado en el cual la prensa mundial fue víctima de una obra teatral montada por aquellos que apoyan al movimiento terrorista Hamás y buscan la destrucción de la única democracia del Medio Oriente.

Por ello es muy importante manejar bien los conceptos que recapitulemos paso a paso:

1) No existe un bloqueo israelí a Gaza. Miles de toneladas de mercancías, alimentos e insumos médicos pasan a diario por el paso Erez que separa a Israel de Gaza. Sumado a esto, en días resientes, Egipto reabrió su frontera con Gaza y por ese punto hay libertad de acceso al citado territorio.

2) Sigue en pie el objetivo primordial de Israel: evitar el contrabando de armas a Gaza, situación que pone en peligro el flanco sur del país, sobretodo, ante los reiterados intentos de Irán de rearmar a las facciones fundamentalistas palestinas que se hicieron del poder en Gaza en junio del año 2005.

3) La mal llamada “Flotilla de la Libertad” no es sino una verdaera flotilla del odio, integrada por provocadores que tienen como objetivo generar respuestas contundentes por parte de Israel que, como todo país en el mundo, tiene el derecho de salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos ante amenazas latentes provenientes del exterior.

4) Ha quedado más que demostrado que las Fuerzas de Defensa de Israel hicieron hasta casi lo imposible, aun a expensas de la seguridad de sus soldados, para hacer desistir a los militantes pro-palestinos en sus intenciones de llegar a Gaza en el año 2010. Tras arribar a una situación de no retorno, generada por la intransigencia de los activistas, fue que se decidió abordar el Mármara, las única nave de las seis de la flotilla que no acató la orden de descargar sus bodegas en Ashdod, desde donde los insumos que llevaban serían transferidos a Gaza.

5) Durante el abordaje del año pasado, en una primera etapa, los comandos israelíes bajaron solo provistos con balas de goma. Tras ser atacados con objetos contundentes, algunos fueron secuestrados y otros lanzados por la borda, a lo cual se utilizó munición viva para salvaguardar la vida de los soldados. En este intercambio de fuego, murieron nueves activistas turcos.

6) Ante las primeras noticias que anunciaban la organización de una segunda flotilla para los primeros días de junio del presente año, el gobierno de Israel actuó de forma rápida e inteligente ante distintos gobiernos para hacerles ver los efectos negativos que para todos, no solo para Israel, traería el hipotético zarpe de una nueva flotilla con destino a Gaza. Sumado a todo ello, salvo en algunas menciones de la prensa israelí, el tema de la nueva flotilla del odio ha pasado casi desapercibido. En un principio se calculó en 1,500 los participantes que habían anunciado su presencia en los distintos barcos con destino a Gaza. Luego de ello, la IHH, principal ONG organizadora de la flotilla del 2010, anunció que este año no participaría de la misión, en lo que presumimos ha sido el resultado de las presiones a las cueles se vieron sometidos sus dirigentes por parte del gobierno turco, aliado histórico de Israel y miembro de la OTAN, que no quedó en muy buena posición tras las severas críticas que tuvo que enfrentar por parte de sus aliados occidentales luego de haber cerrado filas en torno a Hamás, una organización catalogada como terrorista en los principales países europeos, Australia, Canadá, Estados Unidos e Israel.

Sumado a todo lo arriba expuesto, entendamos que el Medio Oriente de hoy no es el mismo del que teníamos hace tan solo un año atrás. El gobierno sirio, uno de los principales auspiciadores de la flotilla pasada, atraviesa serios problemas de gobernabilidad y pocos auguran que la dinastía Asad pueda seguir frente al poder en Siria, sumado a que han crecido las tensiones entre Damasco y Ankara, viéndose este último gobierno en la imperiosa necesidad de bajar el tono con Israel y buscar su asistencia ante una posible escalada bélica con su vecino del sur.

Por último y ya es entrar un poco en las historias de Ian Fleiming: un grupo de activistas ha acusado a Israel de sabotear las naves compradas o alquiladas para llevar a los provocadores a su nuevo enfrentamiento con los soldados israelíes. Sea verdad o sea mentira, es algo que preferimos dejarlo en el campo de las imaginación de cada quien. Pero lo que sí es cierto es que estamos ante un nuevo reto, solo que esta vez no nos están tomando desprevenidos. Mucho hemos aprendido de nuestros errores y no vamos a volver a cometerlos. Estamos nuevamente en una lucha de la verdad en contra de la mentira. De la justicia en contra del chantaje. De la razón en contra de la demencia. En resumen, es la lucha, respectivamente, de Israel en contra de Hamás.

Retorno de las embarcaciones turcas que intentaron ingresar a la Franja de Gaza

Comunicado del Vocero del Ministerio de Defensa

Tras la decisión, por parte del liderazgo político y según una solicitud de las autoridades turcas, el Ministerio de Defensa hoy (jueves) 5 de agosto de 2010, entregará a los representantes turcos, los navíos turcos que intentaron violar el bloqueo naval impuesto sobre el régimen de Hamas en la Franja de Gaza, los cuales se encuentran, ahora, anclados en Israel.

Tres barcos de remolque turcos llegarán hoy a Israel. Sus tripulaciones recibirán a las tres embarcaciones ancladas en Israel, junto con el personal de equipamiento que se hallaba a bordo.

El Ministerio de RREE envió un mensaje a las autoridades turcas en el que expresa la expectativa de Israel que, Turquía, evite que otras embarcaciones turcas violen el bloqueo naval a la Franja de Gaza. El mensaje enfatiza que, Israel, transfiere equipamiento y bienes a Gaza en forma continua, a través de los cruces terrestres, de manera aceptable para la comunidad internacional y sujeta a los acuerdos reconocidos.

5 de agosto, 2010

La Base Legal del Bloqueo Naval israelí a Gaza

La Base Legal del Bloqueo Naval israelí a Gaza

Por Ruth Lapidoth

Profesora Emérita de Derecho Internacional de la Universidad Hebrea de Jerusalén

  • Las relaciones entre Israel y Hamas tiene el carácter de conflicto armado. Hoy no se necesita ninguna declaración de guerra formal. Por tanto, se aplican las reglas de conflicto armado. Esto significa que, Israel, puede controlar el tráfico marítimo con rumbo a Gaza (incluso cuando las embarcaciones están en altamar).
  • Las reglas de guerra naval no fueron, en su totalidad, codificadas en un tratado y son normas de costumbre de naturaleza vinculante. Se pueden encontrar en importantes manuales de las armadas occidentales (en particular de EEUU y Gran Bretaña) y en el Manual de San Remo, preparado por un grupo de expertos.
  • Con el objeto que sea legal, un bloqueo tiene que ser declarado y anunciado, de manera efectiva y no discriminatoria, y debe permitir el pasaje de asistencia humanitaria a la población civil. Además, el Manual de San Remo (1994) incluye dos condiciones: primero, el Estado que aplica el bloqueo debe decidir dónde y cuándo y a través de qué puerto la ayuda debería llegar a la costa. Además, el Estado puede requerir que, en la costa, una organización neutral verifique quién es el receptor de la asistencia. En Gaza, por ejemplo, ¿llega a los civiles o a Hamas?
  • Un barco que, con claridad, tiene la intención de violar el bloqueo, debe ser detenido cuando aun está en altamar. Frenar la flotilla rumbo a Gaza en aguas internacionales, a 100 Km. desde Israel, no fue ilegal; en tiempo de conflicto armado, los barcos que intentan violar el bloqueo deben ser buscados incluso en altamar.
  • Israel mantiene sus derechos y está en total conformidad con la ley internacional porque cumplimentó todas las condiciones mencionadas para un bloqueo legítimo. Por ejemplo, en enero de 2009, Israel notificó a las autoridades pertinentes su intención de establecer un bloqueo de la costa de Gaza.

¿Cuál es la base legal del bloqueo naval israelí en Gaza? Las relaciones entre Israel y Hamas (que gobernó la Franja de Gaza desde 2007) tienen el carácter de conflicto armado, lo que significa que las reglas de las leyes de conflicto armado son aplicadas. Eso indica que, Israel, puede controlar el tráfico marítimo rumbo a Gaza- incluso cuando la embarcación está aun en altamar. Israel puede no hacerlo en el mar territorial de un tercer país, tal como Chipre, pero en tiempo de conflicto armado, Israel puede controlar las embarcaciones en altamar que van dirigidas hacia Gaza.

Un bloqueo naval significa evitar el pasaje (entrada o salida) de todas las embarcaciones, hacia o desde los puertos y zonas costeras del enemigo, con independencia de la clase de cargamento llevada por esas embarcaciones. Se tiene que definir, con claridad, las fronteras de la zona a la cual se aplica el bloqueo; el que tiene que ser distinguido, de otras instituciones de guerra naval, tal como zonas de exclusión y de seguridad.

Fuentes de la Ley Internacional de Bloqueos

¿Cuáles son las fuentes de la ley internacional sobre los bloqueos? Las reglas sobre bloqueos se sustentan en la ley de costumbre internacional, ya que no hay un tratado internacional abarcador sobre el tema. La ley de costumbre es vinculante en la ley internacional. De acuerdo con el Artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, las fuentes de la ley internacional son: a) tratados internacionales, b) costumbre internacional y c) principios generales de la ley, reconocida por las naciones civilizadas.

Una regla vinculante de costumbre es creada cuando muchos estados se comportan, durante largo tiempo, de cierto modo y lo hacen porque sienten la obligación de hacerlo de ese modo.

Los bloqueos existieron durante cientos de años. Fueron mencionados específicamente en la Declaración de Paris (1856) (luego de la Guerra de Crimea) en lo que concierne a la ley marítima. Un texto más detallado lo siguió en 1909 (Declaración de Londres) sobre la Guerra Naval. Esa declaración buscó codificar las reglas de guerra en el mar, pero los Estados participantes en la declaración nunca lo ratificaron. Sin embargo, los Estados que, en verdad, siguieron las reglas establecieron la declaración y, por tanto, sus disposiciones se convirtieron en reglas de costumbre vinculante.

Las reglas de costumbre sobre el bloqueo pueden hallarse en los manuales de las leyes de guerra, implementados por ciertos países occidentales tales como EEUU y Gran Bretaña. Además, hay un manual preparado por un grupo internacional de expertos (1994) llamado Manual de San Remo. (Mientras que algunos hablan sobre el Acuerdo de San Remo. No hubo acuerdo, sino un manual). Además, los principios generales de las leyes de conflicto armado se aplican también a la guerra naval.

¿Cuándo un bloqueo es legal?

A fin que sea legal varias condiciones deben de ser cumplimentadas. La primera es el requerimiento de anunciarlo, de modo general, cuando se aplica un bloqueo y asegurarse que toda embarcación que sea detenida sepa que existe un bloqueo. Hoy en día el problema de la notificación es más fácil que en el pasado, debido a la gran mejora en las comunicaciones.

Otra condición para su legalidad es la efectividad. No es suficiente que solo se declare el bloqueo. Tiene que ser impuesto (de otra manera no es válido ni legal).

De acuerdo con la condición mayor, un bloqueo no debería cortar el acceso al mar de un Estado extranjero no relacionado. En el caso de Gaza, el bloqueo no evita que, Egipto, alcance el mar.

Más aun, un bloqueo tiene que estar basado en la igualdad: debe aplicarse a todos. Por supuesto que, siempre, está la posibilidad que la parte bloqueadora otorgue un permiso especial a ciertos navíos neutrales para pasar, pero son excepciones.

Un bloqueo tiene que permitir el paso de ayuda humanitaria si fuera necesaria. Sin embargo, el Manual de San Remo incluye dos condiciones (en el artículo 103): primero, la parte bloqueadora puede decidir dónde y cuándo y a través de qué puerto la ayuda puede alcanzar la costa. Además, el Estado puede requerir que, una organización neutral en la costa, pueda controlar la distribución de los suministros. Por ejemplo, en Gaza, ¿llegan a los civiles o a Hamas?

Finalmente, hay una condición que un Estado no prive de alimento a la población civil (San Remo, artículo 102). Esto se ajusta además a los principios generales de las leyes de conflicto armado.

¿Qué pasa si una embarcación desobedece el bloqueo?

¿Qué se puede hacer a un barco que desobedece el bloqueo? Aquí, puede haber una distinción entre barcos mercantes y de guerra. Un barco mercante puede ser visitado, registrado o capturado y, si el barco se resiste, puede ser atacado. La situación de barcos de guerra neutrales no está lo suficientemente clara: los barcos pueden ser buscados y capturados, pero las opiniones están divididas en si pueden ser atacados. El ataque es permitido en una situación de auto-defensa.

Un barco que, con claridad, tiene la intención de violar el bloqueo puede ser tratado mientras está aun en altamar. Frenar la flotilla en aguas internacionales, a 100 kilómetros desde Israel, fue legal: en tiempos de conflicto armado, los barcos que violan el bloqueo podrían ser buscados, incluso en altamar.

Antecedentes de bloqueos

Hay numerosos antecedentes. Durante la Guerra de Corea, entre 1950 y 1953, hubo un bloqueo. En 1971, cuando Bangladesh intentó separarse de Pakistán, India aplicó un bloqueo. Durante la guerra Irán-Irak entre 1980 y 1988, hubo un bloqueo de Shatt el-Arab. Líbano fue bloqueado, durante varios meses, en la guerra de 2006 entre Israel y Hezbollah, e Israel permitió el paso seguro desde Líbano a Chipre por propósitos humanitarios.

En el tratamiento de la flotilla con rumbo a Gaza, Israel actuó en conformidad con la ley internacional porque cumplió con todas las condiciones de un bloqueo legítimo. En enero, 2009 Israel notificó a las autoridades pertinentes de su bloqueo de Gaza (recurso legítimo de guerra naval). La existencia de un conflicto armado, entre Israel y Hamas en Gaza, es bien conocida y no necesita de una declaración especial para ese efecto.

Pero Gaza no es un Estado

¿Puede Gaza ser considerado un enemigo, a pesar que no sea un Estado? De acuerdo con la ley internacional, eso es posible. En todo caso, de acuerdo con diversas sentencias de la Corte Suprema de Israel, el conflicto con Gaza es internacional y no sólo interno, porque Gaza no es parte de Israel. Ni Gaza ni la Margen Occidental fueron anexados por Israel, ni la “ley, jurisdicción y administración” de Israel se extendió a esos lugares (como se hizo con Jerusalén oriental en 1967 y las Alturas del Golán en 1981).

Con respecto al status de Gaza: el territorio estuvo bajo soberanía otomana desde 1517 hasta 1917, y luego se convirtió en parte del Mandato Británico de Palestina. En 1948, Gran Bretaña dejó la zona y Gaza fue ocupada por Egipto, pero ese país nunca la anexó. En 1967 Gaza fue ocupada por Israel, que tampoco la anexó. En 2005, Israel se retiró desde Gaza y, en 2007, se hizo con el poder Hamas. Algunos dicen que Gaza es una zona sui generis, que significa una situación especial, mientras que de acuerdo con otros, es un territorio auto-gobernado con ciertos poderes (pero no con todos los poderes de un Estado).

Tanto en la Declaración de Principios sobre los Acuerdos de Autogobierno Interino israelí-palestino de 1993 como el Acuerdo Interino Israelí-Palestino sobre la Margen Occidental, de 1995, se acordó que, luego de un cierto período de tiempo, tendrían lugar las negociaciones sobre el status permanente de Gaza y la Margen Occidental, pero esas negociaciones, hasta ahora, fracasaron. La Hoja de Ruta de 2003, en la que ambas partes acordaron, vislumbra una solución de dos Estados, y que, un Estado palestino, debería ser establecido por medio de un acuerdo con Israel.

Israel, ¿es aun ocupante?

Una pregunta recurrente es si Gaza está ocupada o no. Algunos dicen que debido a que Israel controla el espacio aéreo y marítimo adyacente, es ocupante. De acuerdo con otra opinión, bajo las Regulaciones de La Haya de 1907 (respecto a las leyes y costumbres de guerra en tierra), la ocupación tiene que incluir el completo control de la zona. (“El territorio es considerado ocupado cuando se ubica bajo la autoridad de la armada hostil. La ocupación se extiende solo al territorio donde tal autoridad fue establecida y puede ser ejercida”- Artículo 42), y, por supuesto, Israel no controla todo el territorio de Gaza. Por tanto, no es responsable de lo que allí sucede.

En mi opinión, dado que Israel no controla Gaza, no es ocupante, sino que, en aquellas áreas en las que aun tiene control (mar y espacio aéreo), Israel es responsable. Aquí tenemos que distinguir entre control total del territorio y control solo del mar y el espacio aéreo.

La Profesora Ruth Lapidoth, miembro del Jerusalem Center for Public Affairs, es ampliamente reconocida como autoridad líder en derecho internacional. Fue acreedora del Premio Israel 2006 en Investigación Legal y del Premio Mujer Destacada en Derecho Internacional 2000, de la Sociedad Americana de Derecho Internacional. La Prof. Lapidoth prestó servicio en la delegación israelí para Naciones Unidas en 1976, y en 1979 fue designada Asesora Legal del Ministerio de RREE de Israel. Es autora de nueve libros y más de cientos de artículos de derecho internacional, derechos humanos, conflicto árabe-israelí y Jerusalén.

Jerusalem issue brief

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs Institute for Contemporary Affairs

18 de Julio, 2010

General de división (Res.) Eiland Presenta conclusiones relativas al Marmara Mavi

El general de división (Res.) presenta Eiland el Jefe del Estado Mayor General con las conclusiones de la evaluación al caso Marmara Mavi.

El Jefe de las FDI del Estado Mayor, el teniente general Gabi Ashkenazi, recibió las conclusiones alcanzadas por un equipo de expertos, encabezado por el general de división (Res.) Giora Eiland, encargado de examinar los incidentes que tuvieron lugar en el mar en mayo 31, 2010.
El mayor general Eiland presentó los resultados del equipo y las conclusiones al Jefe del Estado Mayor General, así como a los oficiales de Estado Mayor y de otras ramas de las FDI y las Direcciones que participaron en los preparativos y en el abordaje actual de la flotilla. El núcleo del informe se presentó el Ministro de Defensa de Israel.

El equipo fue designado por el Jefe del Estado Mayor General para examinar el despliegue hacia la flotilla, el curso de acción elegido y otras posibles alternativas, los preparativos de antemano, y desarrollo de la operación.

El equipo estaba integrado por ocho oficiales y su examen se centró en la inteligencia, la Comandancia de Marina, la unidad de comandos navales responsables de llevar a cabo la operación, la Fuerza Aérea de Israel, relaciones con los medios, alternativas tecnológicas, aspectos médicos y abogados y el derecho internacional.

El examen presentado varias lecciones a un nivel amplio, sistémico, no sólo en relación con esta operación específica (detención de la flotilla).

En términos de esfuerzo de la inteligencia, el equipo concluyó que no todos los métodos posibles de inteligencia fueron puestos en práctica y que la coordinación entre la Inteligencia de la Armada y la Inteligencia del Ejercito de Defensa de Israel era insuficiente. Al mismo tiempo, el equipo destacó que no es cierto que un esfuerzo de inteligencia óptimo sería crear una imagen completa de inteligencia. El equipo también señaló que el nivel previsto de la violencia contra las fuerzas fue subestimada.

En términos de evaluación de la situación hacia la flotilla, el equipo aclaró que la operación se basaba excesivamente en un único curso de acción, a pesar de ser el único, mientras que no se estimaron otros cursos de acción alternativos para el caso de escenarios más peligrosos.

En cuanto a las alternativas tecnológicas, el equipo determinó que el día del incidente, los responsables de la toma de decisiones no encontraron cursos alternativos de acción operativa que no sea un abordaje completo de la flotilla. El equipo hizo hincapié en el hecho de que la medida de lo que se conoce actualmente, ningún país del mundo tiene la capacidad de detener un buque en el mar de una manera no hostil. Por lo tanto las declaraciones hechas sobre esta cuestión tras el incidente son infundadas e irresponsables. Al mismo tiempo, el equipo determinó que los cursos alternativos de acción pudieron haber existido si el proceso de preparación se hubiese iniciado con la suficiente antelación, y recomendó a acelerar el proceso de examen de los métodos alternativos.

El equipo de expertos determinó que en materia de relaciones de medios, los preparativos por adelantado fueron buenos. Sin embargo, la liberación de los comunicados de prensa y material visual se retrasó debido a la necesidad de mantener la fiabilidad, la obligación de notificar a las familias de los soldados gravemente heridos y lo largo del proceso de autorización del portavoz del ejercito. El equipo observó con buenos ojos la labor del portavoz de las FDI después del incidente e insistió en la necesidad de una mejor coordinación entre el ejército israelí, el Ministerio de Relaciones Exteriores y otras instituciones de asuntos exteriores.

En términos de la operación de los comandos, el equipo determinó que la ubicación de los mandos durante el incidente y la presencia del Comandante de la Armada de Israel en el mar durante la operación, fue adecuada y en forma con el Jefe del Estado Mayor General de vista sobre el papel del comandantes en el frente de la actividad de las FDI. Su presencia ha demostrado su eficacia en términos de la toma de decisiones, salvar vidas y mucho más. El equipo elogió a los protocolos de lucha de la Marina de Israel, los preparativos de la Unidad Comando Naval, el Comando de la Armada, la Formación en guerra electrónica  y la evacuación médica.

El equipo determinó que los soldados del Comando de la Marina operaron adecuadamente, con profesionalidad, valentía y habilidad y que los comandantes exhibieron una toma de decisiones correctas. En el informe se determina que el uso de fuego real estaba justificada y que toda la operación es estimable.

El equipo observó con buenos ojos las diversas fases de evacuación médica de los heridos por vía aérea y por mar, incluidos los pasajeros heridos del Mármara Mavi. Además, el equipo destacó la seriedad con la que el Estado Mayor y la Armada de Israel se acercó a la materia, tal como se expresa en los preparativos.

El general de división (Res.) Eiland ha observado de manera favorable el grado de cooperación y la transparencia mostrada por los participantes en el examen a todos los niveles. En el resumen del examen del general de división Eiland determinó que el tema debe ser visto con perspectiva, que el daño causado a Israel no es tan grave como parecía después del incidente. Además, dijo que “existe una tendencia a sacar conclusiones generales basadas en un solo incidente y que “el hecho de que las FDI se examinan y otros no, se traduce en que sólo los errores de las FDI son publicadas,”  Maj. Gen. (Res.) Eiland.

Dover Tzahal

12 de julio 2010

La amenaza Desproporcionada Kurda sobre Turquía

En las ultimas semanas Turquía ha mostrado su cara menos moderada en lo que tal ves sea su porvenir en su política internacional, por un lado podemos ver las ultimas noticias que dejan conocer los hechos sobre sus actos contra los kurdos del norte de Iraq y por otro las duras criticas hacia Israel y su lucha contra la Yihad Islámica mundial.

En esta ocasión según Ankara, la aviación Turca bombardeo bases de los rebeldes kurdos, sin embargo los kurdos alegan que fueron bombardeadas aldeas civiles dejando en esta ocasión un numero de 17 fallecidos. Los kurdos han sido bombardeados por parte del ejercito Turco durante décadas, dejando un saldo lamentable de vidas humanas, aunque el estado Turco siempre ha dejado saber que estos rebeldes son terroristas, y que Turquía en un acto de Defensa a su soberanía debe hacer lo que debe hacer, BOMBARDEARLOS, hasta que tal vez dejen de levantarse con esta ridícula idea de obtener su independencia y fundar el estado Kurdo.

Por otra parte, podemos ver la cara que Turquía muestra cuando un Estado también soberano, con problemas similares en sus fronteras pero bajo circunstancias completamente distintas, tal vez en su cara mas descarada, Turquía levanta la bandera de la lucha de las “víctimas” de los “débiles”, en contra de los “victimarios” y “fuertes”, es entonces cuando por una vez podemos hablar de des-proporción sin ser “des-proporcionados”, si pues el otro estado que sufre de males parecidos a Turquía emplea otras maneras de remediarlo, con dialogo, una y otra vez, con propuestas unas mas avanzadas que otras, pero con propuestas que buscan el dialogo con su contra parte y es solo cuando ya no queda otra alternativa con el uso de las armas, armas que solo se usan para detener la amenaza armada de su vecino obsesionado con destruir a su vecino y es tan así que lo publican en su carta fundacional.

Es entonces que nos hacemos estas preguntas: ¿Turquía es el país mas indicado para levantar esta bandera de odio contra otro igual que con sus diferencias marcadas en sus métodos realiza prácticamente lo mismo que ellos, defender su población civil y soberanía de ataques armados provenientes de organizaciones terroristas? ¿Por qué el mundo civilizado moderno, no hace una campaña mediática para dar a conocer el bombardeo indiscriminado que lleva acabo Turquía impunemente durante décadas contra los kurdos?

¡Por supuesto! los kurdos no son palestinos y Turquía no es Israel, de lo contrario seria noticia de primera plana, donde aquellos que se defienden son vistos como los victimarios y aquellos que buscan que su causa sume víctimas, para mantener el asedio mediático contra un Estado soberano que al igual que Turquía y haciendo las diferencias en los métodos, hace lo que cualquier otro Estado haría, Defenderse.

Para Hasbara en Español

Econ. Sammy Wahnon