Comentarios del Primer Ministro Netanyahu luego de la liberación de Gilad Shalit

Comunicado del Asesor de Prensa del Primer Ministro

Ciudadanos de Israel;

Hoy estamos unidos, con alegría y dolor. Hace dos años y medio, volví a la Oficina del Primer Ministro. Uno de las misiones principales y más complicadas que encontré sobre mi escritorio, y que establecí en mi corazón, fue traer a nuestro soldado secuestrado, Gilad Shalit, de regreso a casa, vivo y en buen estado.

Hoy esa misión fue completada.

Fue una decisión muy difícil. Vi la necesidad de hacer regresar a su hogar a alguien a quien el Estado de Israel había enviado al campo de batalla. Como soldado de las FDI y comandante salí, muchas veces, en misiones peligrosas. Pero siempre supe que, si yo o uno de mis camaradas caía cautivo, el Gobierno de Israel haría su máximo esfuerzo por regresarnos a casa y, como Primer Ministro, ahora lo hice. Como líder que, a diario, envía soldados a defender a ciudadanos israelíes, creo que la “responsabilidad mutua” no es solo un slogan: es la piedra angular de nuestra existencia. Pero, además, veo la necesidad adicional de minimizar el peligro a la seguridad de los ciudadanos de Israel. A tal fin, enuncié dos exigencias claras. Primero, que los altos líderes de Hamas, incluyendo a los archi-asesinos, permanezcan en prisión. Segundo, que la abrumadora mayoría de aquellos designados para ser liberados sean tanto expulsados como permanezcan fuera de Judea y Samaria, a fin de impedir su capacidad de atacar a nuestros ciudadanos.

Durante años, Hamas se opuso, fuertemente, a esas demandas. Hace varios meses recibimos señales claras que se preparaban para ceder a esa postura. Duras negociaciones fueron realizadas, día y noche, en Cairo, con la mediación del gobierno egipcio. Establecimos nuestra posición y cuando nuestras principales demandas fueron cumplidas, tome la decisión.

Conozco muy bien que el dolor de las familias de las víctimas del terrorismo es demasiado pesado de soportar. Es difícil ver a los indignos, que asesinaron a sus seres queridos, liberados antes que cumplir sus sentencias completas.

Pero sé que, en las actuales circunstancias diplomáticas, ese fue el mejor acuerdo que podíamos alcanzar y no había garantía que las condiciones, que permitieron alcanzarlo, permanecerían en el futuro. Puede ser que Gilad pudiera desaparecer. Con pesar afirmo que esas cosas ya ocurrieron. Pensé en Gilad y los cinco años que pasó deteriorándose en una celda de Hamas. No quería que su destino fuera el de Ron Arad. Ron cayó cautivo hace, exactamente, 25 años y aun no regresó. Recordaba a la noble Batya Arad. Recordaba la preocupación por su hijo Ron, hasta su desaparición. En esos momentos un líder está solo y debe tomar una decisión. Consideré y decidí. Los ministros de gobierno, en una gran mayoría, me apoyaron.

Y hoy, ahora, Gilad volvió a su hogar, a su familia, a su pueblo y a su país. Este es un momento muy movilizador.

Hace pocos minutos, lo abracé cuando salía del helicóptero y lo escolté hasta llegar a sus padres, Aviva y Noam, y dije ´Les traje a su hijo de vuelta´. Pero es, también, un día duro; incluso si el precio hubiera sido menor también hubiese sido duro.

Quiero dejar en claro: continuaremos combatiendo al terrorismo. Todo terrorista liberado que regrese al terrorismo: su sangre estará sobre su cabeza.

El Estado de Israel es diferente de sus enemigos: aquí no celebramos la liberación de asesinos.

Aquí, no aplaudimos a quienes quitan vidas. Por el contrario, creemos en la santidad de la vida. Santificamos la vida. Esta es la antigua tradición del Pueblo Judío.

Ciudadanos de Israel,

En los últimos días, vimos la unidad nacional que no habíamos visto en mucho tiempo. La unidad es, ahora y en el futuro, fuente de la fortaleza de Israel.

Hoy, todos nos regocijamos con el regreso de Gilad Shalit a su hogar en nuestro país libre, el Estado de Israel. Mañana, por la noche, celebraremos Simjat Tora. Este próximo Shabat leeremos en las sinagogas, como porción semanal de los profetas, las palabras de Isaías (42:7): “Sacar a los prisioneros del calabozo y a aquellos que están sentados en la oscuridad de la casa-prisión”.

Hoy, puedo decir, de parte de todos los israelíes, en el espíritu de los valores eternos del Pueblo Judío: ¨Sus hijos retornarán a sus propias fronteras(Jeremiah 31:17)”. Am Israel Jai! (El Pueblo de Israel vive!).

Anuncios

Entrevista por la TV Egipcia antes de liberar a Gilad Shalit

Transcripción parcial
Entrevistadora: Cinco años y casi 4 meses en cautiverio, es mucho tiempo. ¿Pensaste alguna vez que llegarías a vivir para ver el día que salieras libre?
Gilad: No sé qué pensar, pero, pensé que podría………a pesar de tantos años…
Entrevistadora: ¿Cuando recibiste la noticia de que serias liberado y como reaccionaste?
Gilad: Recibí esta información hace una semana y sentí… contento de pensar…
Entrevistadora: Con el pasar del tiempo, ¿te sentiste abandonado, olvidado o estabas seguro que las negociaciones por tu liberación darían resultado?
Gilad: Por supuesto es una…. así lo creo…
Entrevistadora: Durante este tiempo… tu familia estabas vivo. Porque no una sola vez…
Entrevistadora: Fue la seguridad nacional egipcia la que negocio tu liberación… antes hubo otras mediaciones incluyendo la alemana, las cuales no tuvieron éxito… ¿Por qué crees que esta vez tuvo éxito…?
Entrevistadora: ¿Que es lo que más extrañaste en cautiverio y que es lo primero que vas hacer cuando llegues a casa?
Gilad: Por supuesto que extrañe a mi familia… extrañe… encontrarme con personas… hablar con ellas…
Entrevistadora: De esta experiencia ¿Que aprendiste que te hizo más fuerte?
Entrevistadora: Sabes lo que es estar en cautiverio… ayudaras a los palestinos en las cárceles israelíes a que recuperen su libertad…
Entrevistadora: ¿Cuáles son los planes para el futuro?
Gilad: Espero que se adelante en el proceso de paz entre Palestina e Israel.
Entrevistadora: Gilad Muchas Gracias.

Carta de Benjamin Netanyahu a Familias de las Víctimas

Estimadas familias,

Me dirijo a ustedes con el corazón encogido. Yo entiendo y conozco vuestro dolor. Yo pertenezco a una familia en duelo de víctimas y caídos por el terrorismo. Por un hermano que fue asesinado en la operación de rescate de los rehenes de Entebbe.

Yo sé que ustedes tienen un corazón fuerte y que sus heridas se han abierto de nuevo estos días, que sus pensamientos no están a gusto. Numerosas dudas me ha acompañado a lo largo de las negociaciones sobre el acuerdo para el retorno del soldado secuestrado Gilad Shalit. Ustedes siempre estuvieron en mis pensamientos. Traducción libre de Hasbara en español.

La decisión sobre el asunto de la liberación de Gilad Shalit es una de las más difíciles que jamás hice. Es difícil para mí por las mismas razones que es difícil para ustedes, queridas familias. En la decisión de devolver a Gilad a casa, me encontré con la responsabilidad como Primer Ministro de Israel de llevar a casa cada a un soldado que fue enviado a proteger a nuestros ciudadanos.

Inclusive, cuando fui yo mismo a luchar en nombre del Estado de Israel, supe siempre que: El Estado de Israel no abandona a sus soldados y ciudadanos. Opuesto al fuerte deseo de traer de vuelta a casa a un soldado cautivo, estuvo la necesidad de limitar el alto precio que el Estado de Israel tendría que pagar en el momento del secuestro de Gilad Shalit, ya hace cinco años. Traducción libre de Hasbara en español.

Yo sé que el precio es muy alto para ustedes. Entiendo la dificultad de tolerar que los malvados que perpetraron estos crímenes atroces contra sus seres queridos no vayan a pagar el precio completo que se merecen. En estos momentos espero que ustedes encuentren el consuelo necesario que yo y toda la nación de Israel comparte con ustedes en estos momentos.

Sus seres queridos siempre estarán en mi corazón,

Con ustedes comparto el dolor y la profunda tristeza de sus seres queridos,

Benjamin Netanyahu

El primer ministro Benjamin Netanyahu declaraciones sobre la vuelta a casa de Guilad.

Hoy, les traigo una propuesta al Gobierno para un acuerdo que traerá a casa a Gilad Shalit vivo y bien, llevarlo a casa de sus padres, Aviva y Noam, Yoel su hermano, su hermana Hadas, su abuelo Zvi, y todo el pueblo de Israel. Dos años y medio atrás, cuando se formó el gobierno, asumí, como mi primera prioridad, traer a Gilad a casa a su pueblo, a su familia – y llevarlo a casa sano y salvo.

En ese momento, ya Gilad tenía en cautiverio dos años y medio, sin la visita de la Cruz Roja, con ninguna visita en absoluto, y no sabíamos en qué estado estaba, el primer paso que tomé, y aprobado aquí en el Gobierno, era conseguir una grabación de vídeo de Gilad, y todos dieron un suspiro de alivio cuando lo vimos. Vimos que estaba en buenas condiciones, física, mental y cognoscitivo. Sabíamos que estaba sano y que estaba vivo. Yo consideraba la cinta como una póliza de seguro, ya que obligó a los de Hamas ante la comunidad internacional a salvaguardarlo, para mantenerlo con vida y mantener su salud. Pero eso fue, obviamente, sólo el primer paso.

La misión más importante que teníamos era más difícil – traer a Gilad a casa. Para ello llevamos a cabo una negociación larga y difícil a través del mediador alemán. Traducción libre de hasbara en español. Estas negociaciones se basaron en un marco de trabajo delineado por el gobierno anterior. Fueron largas y agotadoras, ya pesar de todos nuestros esfuerzos, un acuerdo no se alcanzó.

Netanyahu: Guilad vuelve a casa…

Debo señalar que no hubo un día que no intentáramos varias maneras para traer a Gilad a casa, todas las formas posibles, las cuales tampoco funcionaron. En las últimas semanas, las negociaciones se reanudaron en El Cairo, esta vez con el gobierno de Egipto como mediador. Mis instrucciones fueron que el equipo se adhiriera a los principios y al marco de la seguridad del Estado de Israel. Hay una tensión inherente entre el deseo de traer de vuelta a un soldado secuestrado, o ciudadano, y la necesidad de mantener la seguridad de los ciudadanos de Israel. Este es mi doble responsabilidad como primer ministro.

El acuerdo presente al Gobierno expresa el equilibrio justo entre todas estas consideraciones. No quiero ocultar la verdad de usted – es una decisión muy difícil. Lo siento por las familias de las víctimas del terror, considere su sufrimiento y la angustia, yo soy uno de ellos. Pero el liderazgo debe ser examinado en momentos como este, ser capaz de hacer concesiones difíciles, pero decisiones correctas.

Creo que hemos llegado a la mejor oferta que podría tener en este momento, cuando las tormentas están barriendo el Oriente Medio. No sé si en un futuro próximo habría podido llegar a un mejor trato o a algún trato del todo. Es muy posible que esta ventana de oportunidad, que se abrió debido a las circunstancias, se cerrará de forma indefinida y que nunca habría sido capaz de traer a Gilad a casa en absoluto.

Por lo tanto, por todas estas razones, di instrucciones al equipo para poner sus iniciales en el acuerdo el jueves pasado, y hoy fue finalizado y firmado por ambas partes. Doy gracias a mi Secretario Militar General de división Yohanan Locker, el Jefe del Shin Bet, Yoram Cohen, mi enviado personal a las negociaciones, Meidan David y su predecesor, Hagai Hadas. Doy las gracias al equipo que los ha acompañado durante todos estos años.

Doy las gracias al ejército israelí, las fuerzas de seguridad por hacer todo lo posible con respecto a Gilad Shalit. También quiero dar las gracias al mediador alemán, y la canciller Angela Merkel, quien apoyó su misión desde el principio. Traducción libre de hasbara en español. A enviar un agradecimiento especial al Gobierno de Egipto y de los servicios de inteligencia egipcios por la prestación de la asistencia tanto en la mediación y ayudarnos a alcanzar este acuerdo.

Esta mañana he invitado a Noam Shalit a mi casa, y hable por teléfono con la madre de Aviva y el abuelo Zvi. Yo les dije que cumplo mi promesa y me voy a llevar a su hijo y nieto a su casa. Yo les dije: “Yo voy a llevar a su niño de regreso.” Estoy feliz de que he conseguido en el cumplimiento del decreto judío de redimir cautivos, y si todo va según lo previsto, Gilad estará de regreso en Israel en los próximos días con su familia y su pueblo.

La nación de Israel es un pueblo único. Todos somos mutuamente responsables unos de otros, como nuestros sabios dijeron: “. Aquel que salva un alma, es como si salvara el mundo entero” Esta noche, les traigo el Gobierno una propuesta para salvar a Gilad Shalit, para finalmente llevarlo a casa de Israel después de cinco años.

Traducido al Español: Por Hasbara en Español