La corte del Rey Salomon

La Historia

Dos mujeres se presentan en la corte del Rey Salomón alegando cada una ser la madre de un bebé recién nacido y reniegan de uno que había fallecido. Ambas mujeres habían dado a luz recientemente y ambas ocupaban la misma casa, lo cual complicaba aún más la situación. La corte sólo tenía como prueba la palabra de las mujeres ante esta circunstancia. Fue entonces cuando el Rey ordenó que le trajeran su espada y le pidió a las mujeres que si querían resolver este asunto en su corte debían aceptar su decisión hasta el final, ambas estuvieron de acuerdo y es cuando el rey dio su veredicto. Como es bien sabido el Rey Salomón decidió cortar al bebé por la mitad para que cada madre recibiera una porción equitativa, y así resolver la disputa entre las dos mujeres.

Corte del Rey SalomonFue entonces que la verdadera madre optó por renunciar a la maternidad del bebé con el fin de que el mismo no se viera afectado por el fallo de la corte y de esta forma demostró su amor incondicional al recién nacido, en cambio la otra mujer si estaba dispuesta a permitir que la corte partiera en dos al bebé, delatandose como la falsa madre ya que esta última prefería perder su maternidad antes de ver a la otra mujer feliz junto a su legítimo hijo.

La Tierra

Por décadas, el Estado Judío de Israel, ha sido acusado de un sin fin de alegatos absurdos que van desde ser un “Estado Ilegítimo” hasta ser el origen de todos los males del medio oriente. Sin embargo a pesar de cualquier acusación insensata por parte de los detractores del pueblo judío, existe una realidad irrefutable en el terreno: El pueblo judío ha reconquistado su independencia política en su patria ancestral, Israel. Esta verdad absoluta ha traído como consecuencia que la nación árabe toda, (la madre dispuesta a ver a un recién nacido partido en dos con tal que la verdadera madre no tenga nada) desde que Israel se volvió a levantar como una nación independiente y soberana, ha tratado de descuartizar al pequeño estado judío a través del tiempo con guerras de aniquilación, boicots económicos, bloqueos internacionales y en foros mundiales. Teniendo como un único argumento el odio al pueblo judío.

El Juicio

¿Cuanto y más una madre puede pedir por el bienestar de su hijo? ¿Cuanto y más una madre ama a su hijo? ¿Cuanto y más una madre quiere ver a su hijo crecer sano? Es solo cuando el amor es legítimo, propio e irremplazable que una madre hará todo lo que tenga que hacer por ver a su hijo crecer sano y fuerte. Por el contrario la falsa madre, aquella que se aprovechó de la oscuridad de la noche para robar un bebe que no le pertenecía, poco hará por verlo fuerte, poco hará por su bienestar y muy poco hará por demostrar su amor al encontrarse ante una situación de vida o muerte como la presentada en la corte del Rey Salomón.

Es así como ante una situación como la amenaza nuclear iraní que enfrenta Israel, los palestinos poco hacen por procurar el bienestar de su recién “nacida democracia” (sin renovación ya desde 2007…), poco hacen para demostrar el amor a la tierra que dicen ser sus “legítimos herederos” y muy poco hacen por evitar que Irán lleve a cabo sus intenciones de adquirir la bomba atómica. Ante esta situación sin precedentes el mundo solo observa y acepta negociar con el delirante estado iraní un acuerdo que lejos de ser una solución aceptable, es la antesala a una amenaza de proporciones inaceptable para el Estado Judío de Israel. A la falta de un Rey Salomon que pueda decretar un fallo justo y equitativo ante esta situación, solo queda usar la razón y darse cuenta que tanto los palestinos como los iranies estan participando en un rally suicida con tal de aniquilar al pueblo judío. Es por esto y mucho más que el Estado Judío tiene el derecho legítimo de proteger a sus ciudadanos de cualquier amenaza externa y el deber de proteger su legítimo hogar nacional, la tierra de Israel.

Nethanel Frank
Para: @HasbaraEsp

9 puntos claves del discurso de Netanyahu

> 1. El pueblo judío sufre otro intento de aniquilación, dadas las intenciones Iraníes de obtener capacidad nuclear con fines armamentistas.
> 2. El régimen de Irán es tan radical como siempre.
> 3. La batalla entre Irán y Daesh (Edo. Islámico) no debe convertir a Irán en “aliado” de EE.UU. Ambos representan una amenaza a la paz regional.
> 4. En cuanto a Daesh, el enemigo de tu enemigo es tu enemigo. Acabar con Daesh (EI) y permitir a Irán obtener armas nucleares sería ganar la batalla pero perder la guerra.
> 5. Daesh e Irán compiten por la corona del Islam militante, es un “mortal Juego de Tronos”
> 6. Las negociaciones del grupo 5+1 con Irán, no implica el desmantelamiento de las instalaciones de enriquecimiento de uranio,  quedarían bajo “supervisión”.
> 7. El acuerdo no acabará con las armas. Acabará con el control de las armas.
> 8. Es necesario buscar un “mejor acuerdo”. Ya que “es mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo nuclear”.
> 9. No podemos apostar la seguridad mundial a la esperanza de que Irán cambie a mejor.

Por: @HasbaraEsp

Estado islámico / Daesh y su origen no judio

¿Es la entidad terrorista “Estado Islámico” judía?

Daesh

¿Difícil de creer? No para los sospechosos habituales que siempre están detrás de un buen culebrón anti-sionista/judío/israelí.

Por mas irracional que parezca estos activistas pro “ingsoc” amantes de Big Brother versión yihadista ya comenzaron a esparcir sus teorías sobre el estado islámico, donde según ellos, los agentes del “EI” son en realidad sionistas/israelíes/judíos que han abandonado la comodidad de su hábitat imperialista para unirse a la organización yihadista corta cabezas en mitad de una zona devastada por una guerra sin cuartel contra la libertad, la libertad ha elegir, la libertad ha elegir y ser libre para existir.

Si, esa es la guerra que estos fanáticos están librando, contra la misma vida y la libertad a vivirla. Ya no cabe ninguna duda que estos terroristas están en guerra contra todo lo que no sean ellos. Asi que pensar que no tocaran a su puerta tarde o temprano, es sin duda alguna, una estupidez premeditada.

Estado Islámico / Daesh

Seguro estarán pensando: ¿Como es que ahora los “activistas” de lo absurdo e irracional aseguran que el EI está auspiciado por el Mossad? La respuesta se encuentra en el simple hecho que estos autoproclamados herederos del califato de Mahoma, están haciendo lo que mejor saben hacer, celebrar la maldad en orgías de cruentas decapitaciones, fusilamientos masivos de civiles/prisioneros de guerra y violaciones arbitrarias a mujeres no practicantes de su visión medieval del islam. El asunto es que estos salvajes han encontrado en la tecnología un canal para difundir su barbárica cultura al resto del mundo al usar la función compartir al resto de la humanidad, la cual horrorizada no hace mas, que ser uno de los millones de seguidores de esta red social de sádicos virales, donde al parecer algún funcionario del ministerio de la “verdad” del califato islámico se percato que el “over sharing” de sus cruentas practicas tal vez fueron un poco pasadas de tono y que al final de cuentas solo lograron generar rechazo incluso entre las versiones mas modernas (no menos radicales) de sus pares en esta lucha contra la civilización.

El asunto esta en que a diferencia de cualquier otro fenómeno viral, que en algunos casos invita a consumir algún producto como aquel señor famoso de los desodorantes old spice o el gato bailarín, esta campaña busca una sola cosa: aterrorizar a todo ser humano no practicante del islam radical conocido como Yihadismo.

Si por supuesto, se nos ha olvidado elaborar la conexión del Estado Islámico con el Sionismo, difícil tarea, ya que solo una mente en donde la misma idea del sentido común es una herejía, es posible elucubrar dicha paradoja.

Seguir leyendo

OPINIÓN: Europa tiene culpa en la masacre de Charlie Hebdo / Por Pedro Cobo

Pedro Cobo

Nota del editor: Pedro Javier Cobo Pulido es profesor de Estudios Internacionales y Estudios generales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y analista de temas sobre Medio Oriente. Actualmente tiene en imprenta el libro “Theodor Herzl. El origen del Estado de Israel”. Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a Pedro Cobo.

Una vez más el terrorismo islámico ha golpeado a Europa. No hay que estar de acuerdo con la línea editorial de Charlie Hebdo para condenar un crimen de esa magnitud; ni se puede justificar la acción argumentando que los ejércitos occidentales matan a miles de inocentes en Medio Oriente; ni se puede aducir, como algunos medios lo han hecho, que “ellos se la buscaron”.

Charlie HebdoNo me gusta la sátira de Charlie Hebdo: es irreverente y en muchas ocasiones extremadamente ofensiva para las creencias, no solo de musulmanes, sino también de cristianos. Aún así hay que defender uno de los principios sagrados de la democracia: la libertad de expresión. Hay muchas formas de protestar contra lo que te desagrada: no comprar, escribir cartas al editor, poner una demanda si fuera el caso de difamación, etc. Pero en ningún caso se puede argumentar que la violencia sea el medio para acabar con una publicación discordante con tus ideas. Pero creo que Europa tiene gran parte la culpa de sus propias desgracias. Y no porque haya participado más o menos activamente en las guerras de Iraq o Afganistán, sino por su desidia para defender sus propios principios: que los derechos humanos –entre los que están la libertad de expresión y la libertad religiosa- son universales. La presión de Europa en ese tema en los países musulmanes ha sido mínima, cuando no inexistente. Tuvo que ser el Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Mundial Judío, quien no hace muchos meses dijo: “¿Por qué el mundo permanece en silencio mientras los cristianos son sacrificados en Oriente Medio y en África?”.

En marzo del 2011, Shahbaz Bhatti, católico, ministro de las minorías en Pakistán, fue asesinado por ir contra la ley de la blasfemia. El había dicho que “la ley de la Blasfemia es una herramienta de violencia contra las minorías, especialmente contra los cristianos” y “me puede costar la vida, pero seguiré trabajando para modificar una ley que se usa para saldar asuntos personales”. No recuerdo condenas europeas sobre el asunto. Ni tampoco ha habido clamor en la prensa occidental por casi el millón de cristianos que tuvieron que salir de Iraq tras la caída de Saddam Hussein debido a la constante persecución a la que se ven sometidos.

No parece que haya ningún tipo de presión internacional por la discriminación que los coptos sufren a diario en Egipto. La discriminación contra las minorías en los países musulmanes mayoritarios es una rutina. Incluso en la propia Turquía, quizá el país de mayoría musulmán más laico, es prácticamente imposible construir una iglesia. Sin embargo, en Europa el dinero de Arabia Saudita fluye para construir mezquitas. En diciembre, en la gran mezquita en las afueras de Madrid- construida con dinero saudí- se desarticuló un comando de yihadistas. Irónicamente en Arabia Saudita tener una biblia en tu casa puede significar la cárcel.

En muchos países musulmanes el proselitismo con musulmanes está estrictamente prohibido e incluso puede costar la muerte del convertido y de los evangelizadores. En el 2006, Abdul Rahman, afgano convertido al cristianismo, fue condenado a muerte por su conversión. Finalmente, tras la presión internacional pudo escapar gracias a un subterfugio: se le declaró incapacitado mentalmente. En Europa es frecuente que los propios gobiernos apoyen económicamente la construcción de mezquitas y el proselitismo del Islam está permitido. Europa es culpable, y no porque permita críticas al Islam, ni tampoco porque permita construir mezquitas en sus tierras –la pluralidad, la tolerancia y la igualdad de oportunidades a todas las religiones es un fundamente que no se debe perder- sino porque no ha exigido reciprocidad. No se puede dejar que una cultura penetre en terreno propio sin pedir que te dejen difundir la tuya en el contrario. En agosto de 2014, el obispo caldeo de Mosul, Monseñor Emil Nona, fue tajante al comparar las dos culturas y avisó de los peligros a los que se está sometiendo el propio Occidente. “Sus principios liberales y democráticos no valen nada aquí. Deben considerar otra vez nuestra realidad en el Medio Oriente, porque están recibiendo en sus países a un número cada vez mayor de musulmanes. Ustedes también están en peligro. Deben tomar decisiones fuertes y valientes, incluso a costa de contradecir sus principios”, dijo citado por la agencia Aciprensa.

“Ustedes piensan que todos los hombres son iguales, pero eso no es verdad: el Islam no dice que todos los hombres son iguales. Los valores de ustedes no son los valores de ellos; y si no entienden esto lo suficientemente pronto, se convertirán en víctimas del enemigo que han recibido en su casa”, dijo Monseñor Emil Nona, según la agencial.

Por desgracia las víctimas llegaron pronto.

Evidentemente ser musulmán no significa ser terrorista ni fundamentalista, pero hoy por hoy, como me dijo un intelectual palestino musulmán en Damasco en el verano del 2010, el Islam no ha encontrado el camino para compatibilizar su religión con la democracia. Me parece que el camino no es la xenofobia ni la islamofobia, ya que sería caer en el mismo error de los fundamentalistas islámicos; el camino es defender la propia cultura democrática y exigir a los países musulmanes reciprocidad. Una buena manera de empezar sería impedir que llegaran fondos de países musulmanes donde no se respeta la libertad religiosa para construir mezquitas hasta que no cambien su política discriminatoria; otra, aumentar la presión internacional ante los constantes abusos que se cometen en contra de las minorías en la mayoría de los países musulmanes.

Charlie Hebdo y las torres gemelas no son más que la punta del iceberg.

El Estado Islámico es una clara manifestación de lo que puede suceder si Occidente no pone más empeño en difundir en los países islámicos la cultura de la democracia, la tolerancia y la difusión de los derechos humanos.

Es la guerra santa, idiotas – Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez-Reverte

Pinchos morunos y cerveza. A la sombra de la antigua muralla de Melilla, mi interlocutor -treinta años de cómplice amistad- se recuesta en la silla y sonríe, amargo. «No se dan cuenta, esos idiotas -dice-. Es una guerra, y estamos metidos en ella. Es la tercera guerra mundial, y no se dan cuenta». Mi amigo sabe de qué habla, pues desde hace mucho es soldado en esa guerra. Soldado anónimo, sin uniforme. De los que a menudo tuvieron que dormir con una pistola debajo de la almohada. «Es una guerra -insiste metiendo el bigote en la espuma de la cerveza-. Y la estamos perdiendo por nuestra estupidez. Sonriendo al enemigo».

Mientras escucho, pienso en el enemigo. Y no necesito forzar la imaginación, pues durante parte de mi vida habité ese territorio. Costumbres, métodos, manera de ejercer la violencia. Todo me es familiar. Todo se repite, como se repite la Historia desde los tiempos de los turcos, Constantinopla y las Cruzadas. Incluso desde las Termópilas. Como se repitió en aquel Irán, donde los incautos de allí y los imbéciles de aquí aplaudían la caída del Sha y la llegada del libertador Jomeini y sus ayatollás. Como se repitió en el babeo indiscriminado ante las diversas primaveras árabes, que al final -sorpresa para los idiotas profesionales- resultaron ser preludios de muy negros inviernos. Inviernos que son de esperar, por otra parte, cuando las palabras libertad y democracia, conceptos occidentales que nuestra ignorancia nos hace creer exportables en frío, por las buenas, fiadas a la bondad del corazón humano, acaban siendo administradas por curas, imanes, sacerdotes o como queramos llamarlos, fanáticos con turbante o sin él, que tarde o temprano hacen verdad de nuevo, entre sus también fanáticos feligreses, lo que escribió el barón Holbach en el siglo XVIII: «Cuando los hombres creen no temer más que a su dios, no se detienen en general ante nada».

Porque es la Yihad, idiotas. Es la guerra santa. Lo sabe mi amigo en Melilla, lo sé yo en mi pequeña parcela de experiencia personal, lo sabe el que haya estado allí. Lo sabe quien haya leído Historia, o sea capaz de encarar los periódicos y la tele con lucidez. Lo sabe quien busque en Internet los miles de vídeos y fotografías de ejecuciones, de cabezas cortadas, de críos mostrando sonrientes a los degollados por sus padres, de mujeres y niños violados por infieles al Islam, de adúlteras lapidadas -cómo callan en eso las ultrafeministas, tan sensibles para otras chorradas-, de criminales cortando cuellos en vivo mientras gritan «Alá Ajbar» y docenas de espectadores lo graban con sus putos teléfonos móviles. Lo sabe quien lea las pancartas que un niño musulmán -no en Iraq, sino en Australia- exhibe con el texto: «Degollad a quien insulte al Profeta». Lo sabe quien vea la pancarta exhibida por un joven estudiante musulmán -no en Damasco, sino en Londres- donde advierte: «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia».

A Occidente, a Europa, le costó siglos de sufrimiento alcanzar la libertad de la que hoy goza. Poder ser adúltera sin que te lapiden, o blasfemar sin que te quemen o que te cuelguen de una grúa. Ponerte falda corta sin que te llamen puta. Gozamos las ventajas de esa lucha, ganada tras muchos combates contra nuestros propios fanatismos, en la que demasiada gente buena perdió la vida: combates que Occidente libró cuando era joven y aún tenía fe. Pero ahora los jóvenes son otros: el niño de la pancarta, el cortador de cabezas, el fanático dispuesto a llevarse por delante a treinta infieles e ir al Paraíso. En términos históricos, ellos son los nuevos bárbaros. Europa, donde nació la libertad, es vieja, demagoga y cobarde; mientras que el Islam radical es joven, valiente, y tiene hambre, desesperación, y los cojones, ellos y ellas, muy puestos en su sitio. Dar mala imagen en Youtube les importa un rábano: al contrario, es otra arma en su guerra. Trabajan con su dios en una mano y el terror en la otra, para su propia clientela. Para un Islam que podría ser pacífico y liberal, que a menudo lo desea, pero que nunca puede lograrlo del todo, atrapado en sus propias contradicciones socioteológicas. Creer que eso se soluciona negociando o mirando a otra parte, es mucho más que una inmensa gilipollez.

Es un suicidio. Vean Internet, insisto, y díganme qué diablos vamos a negociar. Y con quién. Es una guerra, y no hay otra que afrontarla. Asumirla sin complejos. Porque el frente de combate no está sólo allí, al otro lado del televisor, sino también aquí. En el corazón mismo de Roma. Porque -creo que lo escribí hace tiempo, aunque igual no fui yo- es contradictorio, peligroso, y hasta imposible, disfrutar de las ventajas de ser romano y al mismo tiempo aplaudir a los bárbaros.

Arturo Pérez-Reverte

http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/938/es-la-guerra-santa-idiotas/

Periodo de prueba, 72 horas de tregua y contando.

El objetivo de la Operación Margen Protector:

Proteger a los civiles israelíes.

De los casi 3.500 cohetes que Hamas y otros grupos terroristas han disparado a nuestras ciudades, a nuestros pueblos, a nuestros civiles, a nuestros hijos en el último mes.

De la amenaza de los túneles del terror construidos para enviar escuadrones de la muerte a Israel, para cometer atrocidades contra la población civil de Israel, secuestrar y matar.

Israel lamenta profundamente cualquier baja civil. No son deliberadas; no las buscamos. Los habitantes de Gaza no son nuestros enemigos. Nuestro enemigo es Hamas y otras organizaciones terroristas que tratan de matar a nuestra gente. En todo momento hemos tomado medidas extraordinarias para evitar víctimas civiles.

La tragedia de Gaza es que está gobernada por Hamas – un grupo terrorista tiránico y fanático que se deleita con las bajas civiles. Quieren bajas civiles, para luego utilizarlos como banderas de relaciones públicas. De hecho Hamas adoptó esta estrategia, la cual consiste en sacrificar a los civiles de Gaza. Hamas usa a los civiles como escudos humanos; poniéndolos en peligro y deliberadamente aumentando el número de fallecidos. Hamas dispara sus cohetes contra Israel desde: escuelas, hospitales, mezquitas y cualquier otra edificación civil.

RelojAhora estamos en un periodo de prueba. ¿Puede una organización terrorista disparar miles de cohetes contra ciudades de una democracia? ¿Puede una organización terrorista incrustarse en áreas civiles? ¿Puede cavar túneles de ataque desde zonas civiles? ¿Puede hacerlo con impunidad, ya que cuenta con una sociedad victimizada que no responde como debe responder – como en cualquier otro país- y luego acusar a otra sociedad por ello? ¿Podemos aceptar una situación en la que los terroristas son exonerados y las víctimas acusadas? La prueba, es para el propio mundo civilizado, cómo es capaz de defenderse de dichos ataques perversos.

Israel aceptó y Hamas rechazó la propuesta de alto el fuego egipcio del 15 de julio. En ese momento, el conflicto se había cobrado no más de 185 vidas. Fue sólo la noche del lunes 04 de agosto que Hamas finalmente acepto el acuerdo de esa misma propuesta. Eso quiere decir que del trágico total de fallecidos un 90% de las muertes en este conflicto se pudieron haber evitado si Hamas no hubiese rechazado entonces el alto el fuego que hoy acepta.

Hamas debe ser considerado responsable de la trágica pérdida de vidas. Debe ser condenado al ostracismo de la familia de las naciones para su abuso cruel de civiles, y se debe evitar que Hamas vuelva a re-armarse como parte de la desmilitarización de Gaza.

El David Asimétrico y El Goliat Proporcional

Asimetrías y proporcionalidades

El conflicto en Gaza está lleno de asimetrías: el número de víctimas civiles en ambos lados, la cantidad de destrucción, los tipos de armas utilizados y las capacidades tecnológicas de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y Hamas, o los recursos invertidos en refugio y defensa de la población civil de ataques.

Pero asimetría no es sinónimo de desproporcional. Cuando hablamos de las asimetrías, podemos comparar hechos para medir los efectos o las capacidades de las dos partes – el ejército israelí tiene municiones guiadas de precisión, mientras que Hamas tiene cohetes que no se pueden dirigir con ningún tipo de discriminación o de precisión; cientos de civiles y milicianos palestinos han muerto, mientras que unos pocos civiles y soldados israelíes, poco más de 40 han muerto.

Proporcionalidad, sin embargo, es un término legal con un significado legal específico. Es uno de una serie de obligaciones legales fundamentales que ayuda a minimizar el sufrimiento durante la guerra. El principio de proporcionalidad prohíbe ataques en los que las víctimas civiles esperadas sean excesivos en relación a la ventaja militar que se pueda obtener de dicho ataque. -HasbaraEsp-

Cualquier análisis de la proporcionalidad en los conflictos descansan en varios conceptos clave. En primer lugar, la proporcionalidad se aplica a los ataques contra objetivos militares legítimos que representan un riesgo de daño incidental a civiles. El principio de proporcionalidad tiene por objeto mejorar la protección de los civiles – más allá de la prohibición de ataques deliberados contra civiles – minimizando el daño incidental que es una consecuencia desafortunada, pero inevitable de la acción militar.

En segundo lugar, el principio de proporcionalidad acepta que no todas las muertes de civiles durante la guerra son ilegales. La ley reconoce la complejidad y la fluidez del entorno operativo – incluyendo la ubicación y el movimiento de ambos lados de su personal combatiente y civiles, el clima, el terreno, la capacidad de las armas y el personal, las tácticas del enemigo y la conducta, y trata de minimizar el daño a civiles, mientras que acepta que ese daño no se puede eliminar por completo. -HasbaraEsp-

En tercer lugar, el factor analítico esencial en el marco de la proporcionalidad “excesiva”. Se prohíben los ataques que puedan causar bajas civiles excesivas a la luz de la ventaja militar del ataque. No ataques (ataques indiscriminados) que puedan causar ninguna baja civil, ni los ataques que puedan causar algunas bajas civiles, ni los ataques que puedan causar bajas civiles ligeramente mayores que la ganancia militar.

En cuarto lugar, la proporcionalidad es un análisis prospectivo, como la letra de las disposiciones de los tratados clave así lo destacan: las bajas civiles “esperadas”; “la anticipada” ventaja militar adquirida; y “las circunstancias del caso en el momento.” Los comandantes deben evaluar si el riesgo de daño a los civiles es excesivo dada la ventaja militar prevista basada en información sobre el objetivo, sobre la población civil de la zona y sus patrones de movimiento, sobre las armas que se están desplegando y su conocimiento previo de los radios de onda expansiva o de otras consecuencias, y una serie de otras consideraciones. La legalidad de los ataques depende entonces de si esas evaluaciones eran objetivamente razonables sobre la base de la información disponible en el momento del ataque. La retrospectiva no tiene ningún papel en este asunto. -HasbaraEsp-

David vs. GoliatNo hay duda de que, después de un ataque, el impulso de simplemente contar las víctimas y declarar que se ha cometido un crimen de guerra es de gran alcance. Sin embargo, un análisis basado en los efectos – es decir, utilizando el número de víctimas y la magnitud de la destrucción para hacer reclamos legales – es simplemente incorrecto. La ley no requiere que los comandantes tengan razón todo el tiempo. La ley también no requiere una precisión perfecta en la selección. Pero sí requiere amplias medidas para proteger a los civiles, y los juicios razonables sobre el daño potencial a la población civil y las acciones necesarias para minimizar este daño.

Esta metodología no está diseñada para dar a los militares un pase gratuito para causar muerte de civiles. De hecho, juzgar la legalidad de un ataque únicamente en los efectos reales de ese ataque, en realidad hace mucho menos al final para proteger a los civiles de sufrimiento durante la guerra. -HasbaraEsp-

En primer lugar, un análisis basado en los efectos no le proporciona al comandante -en el momento del ataque- la forma de determinar los parámetros de conducta lícita. Muchos comandantes bien podrían simplemente ignorar la ley en su totalidad considerándola como ya no relevante – una invitación a la guerra sin restricciones y mucho más daño a los civiles. Es, sin duda, mucho más beneficioso para los civiles cumplir con la ley y las obligaciones centrales de la guerra: al atacar sólo objetivos militares; abstenerse de ataques indiscriminados o desproporcionados; y tomar las precauciones necesarias para minimizar el daño a la población civil a través de la elección de las armas, el suministro de las advertencias y otras medidas.

En segundo lugar, un enfoque en los efectos, incentiva al enemigo simplemente a rodearse de civiles en todos los lugares imaginables y circunstancias, para garantizar efectivamente mayores víctimas civiles y un mayor sufrimiento de los mismos. Como ya lo dijera el Secretario General de las Naciones Unidas, junto con medios de comunicación de todo el mundo: “Hamas hace precisamente eso…”, almacenando armas en escuelas, hospitales y mezquitas y construyendo túneles bajo las casas residenciales, mezquitas y otros bienes civiles.

Es importante destacar que la utilización de Hamas, de la población civil como escudo – es una violación flagrante del derecho de guerra – esto de ninguna manera exime a Israel de sus obligaciones en cumplir con las obligaciones fundamentales de la ley para proteger a civiles, incluido el principio de proporcionalidad. Pero el análisis basado en los efectos, o juego de números, no sólo minimiza la responsabilidad legal de Hamas por tales daños a civiles, sino que en realidad lo recompensa para explotar la ley de protección para los civiles al sugerir – erróneamente – que todos los muertos civiles en Gaza son un crimen de guerra israelí.

Tanto por razones jurídicas y prácticas, tenemos que, confundir la asimetría y la proporcionalidad es inexacto y dañino para los propósitos fundamentales de la ley de guerra. Desproporcionado no significa asimétrico, ni significa “más de”, y asimétrico no significa desproporcionado ni tampoco significa criminal. Simplemente son conceptos totalmente diferentes: uno un juego de números y el otro un análisis jurídico exhaustivo. -HasbaraEsp-

De hecho, una diferencia muy grande con el número de víctimas civiles entre dos partes en un conflicto no dice nada acerca de la proporcionalidad de los ataques concretos contra objetivos específicos.

Los informes de civiles muertos o heridos en el curso de los combates en Gaza nos hablan de tragedia y pérdida. Nos hablan de los horrores de la guerra urbana y los desafíos de la lucha contra un grupo terrorista que se inclinó en el uso de la población civil como escudo para sus operativos, lanzacohetes y depósitos de armas. Nos dicen que tenemos que ser más vigilantes en la condena y controlar a aquellos que explotan a los civiles para obtener ventaja táctica y estratégica. Nos dicen que los comandantes que lanzan ataques deben cumplir con todas las obligaciones de reducir al mínimo el daño a los civiles y rendir cuentas cuando no lo hacen. Pero las cifras de víctimas por sí solas no proporcionan respuestas sobre la proporcionalidad o legalidad – es necesaria tanto la ley como todos los hechos, no sólo los números, para hacer eso.

LB

Efecto plañidera – De Gaza a Latinoamérica

La opinión publica de américa, están comprensiblemente preocupados cuando se enteran de que la mayoría de las víctimas palestinas de los combates entre Israel y Hamas han sido civiles y más aún cuando ven imágenes de casas en Gaza reducidas a escombros y las plañideras jugando su rol, ya más que conocido. -HasbaraEsp-

Aunque la empatía americana para los no combatientes es un componente crítico de lo que somos como pueblo, no debe opacar la realidad: a. El ejército de Israel existe para cumplir la importante misión de proteger a su población civil y b. Al hacerlo trata de evitar el daño a los no combatientes, c. mientras que su adversario utiliza cínicamente a civiles palestinos como escudos humanos mientras que apunta con fuego de cohete deliberadamente a civiles israelíes.

Los túneles construidos por el Hamas desde Gaza a Israel, llegan a tener distancias impensables y son más complejos de lo que se pensaba. En meses pasados se descubrió que uno de estos túneles daba directamente abajo de un jardín de infantes israelí. Este túnel construido por Hamas, fue diseñado para realizar operaciones de terrorismo, de asesinatos y secuestros dentro de territorio israelí. El túnel con poco más de 3 kilómetros de largo fue reforzado con hormigón, revestido con cables de teléfono, e incluía cabinas innecesarias para las operaciones de infiltración, pero útil para el secuestro de rehenes. – HasbaraEsp –
Las Plañideras de Gaza
Operativos de Hamas han sido interceptados emergiendo de tales túneles en Israel, llevando con ellos tranquilizantes y esposas, al parecer con la esperanza de repetir el éxito de 2006, el secuestro del soldado Guilad Shalit, por el cual Israel intercambió 1.000 prisioneros palestinos en 2011.

La trágica realidad es que no importa lo mucho que el ejército israelí trate de evitar daños colaterales, sus operaciones matarán algún número de civiles. Como un comandante israelí dijera: “El mundo juzga a Israel de manera diferente”, a pesar de sus esfuerzos por reducir al mínimo las bajas civiles.

Hasbara Esp 2.0

Entrevista a Netanyahu para CNN con Wolf Blitzer – 20/07/2014

Tel Aviv (CNN) – Wolf Blitzer de CNN entrevistó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en Tel Aviv.

Blitzer: ¿Cuál es la estrategia de salida de Gaza?

Netanyahu: Calma Sostenible. Quiero decir que no buscamos esta escalada, Hamas nos obligó a nosotros. Empezaron disparando a nuestras ciudades, de manera constante fueron aumento el fuego. Llamé a la distensión, ellos se negaron. Acepté una propuesta de alto el fuego egipcia respaldada por la Liga Árabe y la ONU, se negaron. Acepté una tregua humanitaria propuesta por las Naciones Unidas, se negaron. Detendremos nuestras operaciones cuando podemos traer de vuelta la tranquilidad a nuestro pueblo. @HasbaraEsp

Blitzer: Algunos de los miembros de su Gabinete piensan que la única manera de hacerlo es volver a ocupar Gaza, la que evacuaron y devolvieron en el 2005. ¿Apoya la reocupación de Gaza?

Netanyahu: Bueno, yo apoyo tomar todas las medidas necesarias para poner fin a esta situación de locos. Solo imagine. Quiero decir, imagine por lo que Israel está atravesando. Imagine que el 75% de la población de EE.UU. se encontrase bajo fuego de cohetes, y que debe estar en el refugio antiaéreo en menos de 90 segundos. No estoy hablando sólo de los habitantes de la ciudad de Nueva York. Nueva York, Washington, Chicago, Detroit, San Francisco, Miami y otras ciudades dentro de EE.UU. Eso es insoportable, no se puede vivir así. Así que creo que tenemos que traer de vuelta y restaurar una tranquilidad razonable y sostenida de seguridad, y vamos a tomar todas las medidas necesarias para lograrlo. @HasbaraEsp

Blitzer: Pero: ¿Incluye posiblemente reocupar Gaza? Debido a que una gran cantidad de sus planificadores militares tienen miedo entrar a un lodazal, uno peligroso.

Netanyahu: Nadie quiere extender las operaciones militares más de lo necesario, pero lo que está sucediendo aquí es excesivo. No sólo disparan a nuestras ciudades, disparan de forma deliberada miles de cohetes. Ya han disparado 2.000 cohetes contra nuestras ciudades en los últimos días. ¿Usted puede imaginar esto? No es sólo eso, han querido matar a cuanto ciudadano israelí han podido, con cohetes, incursiones terroristas en nuestro suelo y de formas que aún desconocemos. Ellos no han tenido éxito, no por falta de intentos. Se debe a que hemos desarrollado con la ayuda estadounidense, y agradezco la ayuda del presidente Obama y el Congreso de EE.UU. que nos han ayudado a desarrollar estos sistemas fantásticos como lo es Cúpula de Hierro, pero algunos de los misiles logran pasar nuestra defensa aérea, y llegan a nuestras escuelas. Sin embargo, tenemos que detener esto, ya que además de los cohetes, ahora tienen los “túneles del terror” que se construyen en los hogares palestinos en Gaza, y que penetran bajo tierra el territorio israelí, los terroristas que surgen de estos túneles, tratan de asesinar a civiles, secuestrar israelíes, como lo hicieron con Gilad Shalit, por lo que estamos tomando medidas ahora mismo para neutralizar esos túneles, y vamos a continuar con la acción, siempre y cuando sea necesario.

Netanyahu en CNN

Blitzer: ¿Cuándo ves estos cuadros dolorosos, a pesar de todo, de estos niños palestinos, y estos refugiados que huyen de sus hogares. El cual es un espectáculo terrible que está pasando en este momento. ¿Qué pasa por tu mente cuando ves eso?

Netanyahu: Estoy muy triste. Cuando lo veo, estoy muy triste. Estamos tristes por cada víctima civil. Ellos no son parte de nuestra intención. Esa es la diferencia entre nosotros y ellos. El Hamas apunta deliberadamente a civiles y deliberadamente se esconde detrás de los civiles. Incrustan sus lanzaderas de cohetes y almacenes de cohetes junto a otras armas de fuego, las que utilizan para disparar contra nosotros, en zonas civiles. ¿Qué otra opción tenemos? Tenemos que protegernos. Tratamos de apuntar a las lanzaderas de cohetes, lo que hacemos, y todas las víctimas civiles son no deseadas/intencionadas por nosotros, pero en realidad es la intención por parte de Hamas. Ellos quieren acumular tantos civiles muertos como puedan, quiero decir que es horrible, que utilizan a los palestinos muertos como banderas por su causa en los medios televisivos (Telegénicamente). Para ellos más muertos es mejor, es lo que quieren. @HasbaraEsp

Blitzer: El argumento de sus críticos es que usted está exagerando en este momento.

Netanyahu: Pues mira, yo quiero decir esto. Hay muy pocos ejemplos en la historia de países que hayan sufrido de esta andanada de disparo de cohetes en esta escala. Si nos fijamos en nuestra respuesta, en realidad es muy medida y tratando de ser lo más precisa como podamos. Pero creo que cuando la gente dice que, y agradezco el apoyo que hemos recibido del presidente Obama y muchos líderes mundiales en lo que al derecho de Israel a la autodefensa respecta, otros dicen, sí usted tiene el derecho a la legítima defensa, siempre y cuando no lo ejerza. ¿Qué puede hacer un país? ¿Qué harías? ¿Qué harían los habitantes de los Estados Unidos si sus ciudades estuvieran hoy bajo fuego de cohetes? ¡Más de 2.000 cohetes! que caen en las ciudades de América, ya sabes, la opinión publica en los Estados Unidos diría que hay que destruir a quienes los lanzan. No queremos acabar con ellos. Nosotros no lo queremos, no tenemos ninguna batalla con los palestinos en Gaza.

Blitzer: Pero ahora es brutal allí.

Netanyahu: Es muy difícil porque Hamas los está utilizando, a los palestinos, como escudos humanos. Desarrollamos un sistema antimisiles para protegernos, utilizamos sistemas antimisiles para proteger a nuestros civiles. Ellos usan sus civiles para proteger sus misiles. Esa es la diferencia. Por lo tanto, en contra de un brutal y despiadado enemigo tan cínico, tratamos de minimizar las bajas civiles, tratamos de apuntar a los objetivos militares, y por desgracia hay víctimas civiles que lamentamos y no buscamos. Todos ellos caen, responsabilidad de Hamas.

Blitzer: El Presidente Obama instó al otro día a todas las partes a volver al alto el fuego que se instauro en noviembre de 2012 ¿Está aceptando su propuesta, de ir de nuevo a ese alto el fuego?

Netanyahu: Ya lo he hecho…

Blitzer: Si Hamas le dijera a usted ahora “Aceptamos el alto el fuego”. ¿Israel retiraría sus fuerzas de Gaza?

Netanyahu: Esa fue la propuesta de Egipto, lo cual aceptamos y se negaron.

Blitzer: Si aceptasen ahora, ¿Es demasiado tarde?

Netanyahu: No sé, no quiero hablar acerca de que sea demasiado tarde. Creo que lo primero es el cese de las hostilidades…

Blitzer: ¿Podría Israel retirar sus fuerzas como parte de un cese de las hostilidades?

Netanyahu: Bueno, primero tendríamos que hacer frente a este asunto de los túneles, porque no lo dejaremos ese asunto así.

Blitzer: Entonces, ¿Usted se quedaría hasta que se destruyesen esos túneles?

Netanyahu: Estamos haciendo eso, ahora mismo, mientras hablamos.

Blitzer: ¿Cuánto tiempo va a tomar?

Netanyahu: Se está haciendo bastante rápido. Pero creo que lo más importante en este momento no es comenzar a poner condiciones, lo importante en este momento es poner fin a las hostilidades, y alcanzar una situación en la que tengamos un alto al fuego sostenible. Esto significa comenzar a discutir la desmilitarización de Gaza. Gaza, bajo todos los acuerdos anteriores, debería haber sido desmilitarizada. En lugar de ser desmilitarizada se convirtió básicamente en una fortaleza-iraní financiada y equipada para lanzar incursiones de terror, con miles y miles de cohetes y otras armas de contrabando, contra nuestro territorio. Eso tiene que parar, esos túneles tienen que ser cerrados.

Blitzer: Estuve en Israel por 10, 11 días, y muchos amigos israelíes me han dicho que están muy preocupados por este aumento, pequeño, pero muy violento extremismo judío. Ya vimos esto, con el asesinato de ese joven palestino en las postrimerías de los acontecimientos donde tres adolescentes israelíes fueron secuestrados y asesinados. ¿Qué tanto se preocupa usted acerca de esto? Debido a que el informe policial que salió al respecto, eso fue horrible.

Netanyahu: Bueno, usted sabe, aquí está la diferencia. Nosotros no glorificamos a estos asesinos. Nosotros los capturamos tres días después de la trágica muerte, los pusimos inmediatamente en custodia, los estamos poniendo a juicio. Ellos servirán una buena parte de su vida en la cárcel. Eso es lo que hacemos con los asesinos. Nosotros no nombramos plazas públicas en pos de ellos. Nosotros no los glorificamos. No educamos a nuestro pueblo, a nuestros niños de kindergarten a que glorifiquen el suicidio, esto si sucede en el lado palestino, y usted debería ver que esto es lo que Hamas les está inculcando, a que no habrá paz, no habrá una solución de dos estados, nada. Sólo jihad. Cada vez más violenta, más y más asesinatos, más y más derramamiento de sangre. Este no es nuestro camino. Tenemos, creo que una sociedad que se pone a prueba, no por los grupos extremistas de esa sociedad, pero si en la forma en que se ocupa de ellos. Nosotros nos encargamos de los grupos extremistas, básicamente de aislarlos y condenarlos al ostracismo y sancionarlos. Creo que lo que se ve en la sociedad palestina, pero sobre todo en Gaza, es que estas personas están agasajadas. Y lo peor que veo, lo peor, es que utilizan a sus hijos, no dan ningún pensamiento acerca de ellos. Quiero decir, los líderes de Hamas se dividen en dos – los que están en búnkeres subterráneos en Gaza, y no les importa que el pueblo este expuesto, ya sabes, con los lanzaderas de cohetes y con los túneles de ataque, los dejan expuestos a la respuesta quirúrgica militar israelí y los dejan ahí para que mueran. Pero los líderes militares, ellos están en estos subterráneos a salvo. Entonces están los líderes políticos. Este tipo Khaled Mashaal, que está dando vueltas, él está en una suite de cinco estrellas en los estados del Golfo, está teniendo el momento de su vida, mientras que él está poniendo deliberadamente a su pueblo como forraje para esta guerra terrorista horrible que se está llevando a cabo en nuestra contra. Por lo tanto, esto tiene que parar, y creo que mucha gente en Gaza entiende que Hamas está destruyendo Gaza, destruyendo sus vidas. Se han llevado toneladas, no toneladas, decenas de miles de toneladas de concreto que se les permitió traer a Gaza para construir rascacielos, para construir escuelas, construir hospitales. ¿Sabes lo que hicieron con eso, Wolf? Pusieron 700 toneladas de concreto en cada uno de estos túneles de ataque terrorista para penetrar en Israel. Ahora hemos descubierto docenas de ellos, por lo que estamos hablando de decenas de miles de toneladas de concreto, en lugar de ir en beneficio de las escuelas y su población ha sido usada por el terrorismo contra Israel. . –HasbaraEsp- Creo que la comunidad internacional tiene que, de una vez que ponerlos en su lugar, que realmente tenemos que emprender un programa de desmilitarización de Gaza para cambiar la situación, ya que es inaceptable. Lo que lo hace inaceptable es Hamas y la Yihad Islámica. Estas personas son las peores, son terroristas genocidas. Hacen un llamamiento a la destrucción de Israel, y llaman al asesinato de cada judío donde puedan encontrarlos.

Blitzer: Estamos fuera de tiempo, pero una última pregunta sobre Irán. Ahora que los EE.UU., los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, han acordado una prórroga de cuatro meses, permitiendo que estas conversaciones le den a Irán y su programa nuclear un respiro. ¿Significa eso que estamos ante un potencial ataque militar unilateral israelí, es decir fuera de la mesa en los próximos cuatro meses?

Netanyahu: Ahora usted sabe que yo nunca hablo de lo que Israel va a hacer o no hacer, pero creo que lo importante es que no fue un mal negocio, ya que no hubo trato. Y ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo. Veremos lo que produce la extensión. Creo que un buen negocio es el que se logró con Siria. Allí, bajo la amenaza de una acción militar de EE.UU. y con un esfuerzo conjunto por el presidente Obama y el presidente Putin, Siria retiró sus arsenales químicos y la capacidad para fabricar armas químicas. No se limitaron a mantenerlos en su lugar, congelar, y ponerlo bajo una cerradura y poner un inspector. –HasbaraEsp- Ellos realmente desmantelaron y eliminaron la amenaza. Eso no es lo que Irán espera que resulten estas negociaciones. Irán quiere mantener su capacidad, a pesar de que se les imponga un bloqueo y pueda ser inspeccionado. Pero la idea de ellos es que en un momento dado, puedan romper la cerradura. Les tomará un par de semanas para reunir los medios necesarios para una bomba nuclear. Eso es un mal negocio. Que no lleguen a ese acuerdo. Porque si usted piensa que el Medio Oriente es malo ahora, con ISIS, con Hamas, Hezbollah, y con Irán, uno de los estados terroristas por excelencia de nuestro tiempo, a que obtengan armas nucleares. Entonces yo diría que el mundo va en picada. No dejes que eso suceda.

Traducción libre por Hasbara en Español @HasbaraEsp